23 de March de 2011 00:00

El 16% de la energía eléctrica en el país se perdió el año pasado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las pérdidas eléctricas le costaron al país al menos USD 228 millones el año pasado. De acuerdo con datos publicados por el Consejo Nacional de Electrificación (Conelec) en su página electrónica, entre enero y diciembre del 2010, las empresas de distribución no cobraron 2 774 gigavatios hora (GW-h) de energía.

Ello representa el 16% de la energía distribuida por las empresas eléctricas del país. Si ese volumen se multiplica por el precio del kilovatio hora (kW-h) (USD 0,0831) -costo estimado por el mismo Régimen- el perjuicio para el país llegó a USD 228 millones. Este monto podría ser mayor, ya que no considera el subsidio a los combustibles destinados a las centrales de generación termoeléctricas.

Las pérdidas de energía se clasifican en técnicas y no técnicas. Las primeras corresponden a la energía que se pierde en las redes de transmisión, transformadores, o en las subestaciones, por ineficiencia o edad de los equipos.

En cambio, las pérdidas no técnicas resultan del robo de energía a las empresas, falta de medidores o, simplemente, porque no se cobra la energía despachada.

Las cinco empresas distribuidoras que mayores niveles de pérdidas registraron fueron Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, Milagro y Guayas - Los Ríos, con valores que oscilaron entre 22 y 34%.

Estos últimos valores están muy por encima de la regulación 009-00 del Conelec, que establece que las pérdidas totales no pueden pasar del 16% por empresa.

Para este año, el estudio de costos aprobado por el Directorio del Conelec consideró un nivel promedio de pérdidas del 13,3% .

Sin embargo, se contemplan aún niveles de hasta el 21% para empresas como Manabí, Los Ríos, Esmeraldas y Milagro.

A fin reducir el nivel de pérdidas para este año se asignarán USD 128 millones extras del Presupuesto General del Estado.

De acuerdo con un comunicado del Conelec, esta inversión es adicional al costo de pérdidas que ya se carga a la tarifa eléctrica y se concentrará en la instalación masiva de medidores y mejoras en los sistemas de facturación y recaudación de las distribuidoras.

La nueva asignación se dio pese a que el presidente Rafael Correa rechazó un aumento en la entrega de recursos a las distribuidoras por no cobrar la electricidad despachada en su enlace radial del 22 de enero pasado.

“Me están pidiendo que aumente el subsidio a las eléctricas, porque tenemos muchas pérdidas. ¿Cómo no vamos a tener pérdidas si no cobran? ¿Cómo se les va a aumentar el subsidio solapando ineficiencias? Señores, a cobrar. (...) Basta de pretextos”.

El volumen de pérdidas en el 2009 fue de apenas 0,7% menor que el registrado en el 2010.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)