26 de June de 2011 00:07

15 000 personas trabajan en reciclaje

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

Botellas transparentes, de colores, con etiquetas movibles y otras litografiadas. Unas que envasan agua y gaseosas, y otras que en algún momento tuvieron aceite comestible o champú.

En medio de esa ‘marea’ de desperdicios plásticos está Cristina Tenorio. Una mascarilla cubre su nariz y boca, mientras que dos guantes protegen sus manos mientras ágilmente selecciona las botellas por su tipo.

En diez segundos ubicó 11 diferentes envases en sacos; a las transparentes las dejó seguir en la banda transportadora eléctrica que está frente a ella.

La actividad, que se realiza en dos turnos, es extenuante en la planta recicladora Reciplásticos, ubicada a lo largo del kilómetro 9,5 de la vía a Daule, en el norte de Guayaquil.

Después de la tarea emprendida por Cristina, otras tres personas repiten la preselección a unos 200 metros de distancia por donde avanza la banda, en el caso de que antes se haya cometido algún tipo de error. María Vera, Denisse Cárdenas y Rita Palma separan las botellas que aún tienen líquido o aquellas que son de color verde o azul.

Treinta toneladas diarias de PET (nombre del material con el que se fabrican las botellas de plástico) son tratadas en dicha planta.

El proceso continúa cuando el producto es triturado por unos molinos y empaquetado en grandes sacos llamados tulas. Al final, una muestra de restos de PET de cada tula pasa a control de calidad: si tiene partículas negras significa que el producto fue contaminado con PVC, otro plástico, y por lo tanto no puede ser comercializado. El que sí califica puede ser exportado.

Aquella infraestructura existente para el reciclaje —6 empresas grandes del país— es la que empresarios del sector plástico ponen a disposición del Gobierno Nacional como respuesta a la propuesta de impuestos ‘verdes’, pública el 8 de junio pasado.

En ese paquete consta el cobro de USD 0,02 a las industrias por cada botella de plástico desechada. La medida quedó a la espera de un análisis, tras el reclamo del sector plastiquero.

Pero la cadena del reciclaje es más amplia y no solo se limita a las plantas tratadoras.

Antes de ellas hay aproximadamente 10 000 recicladores informales, que ganan USD 0,20 por kilo de plástico, según datos de la Fundación Acción Ecológica.

Además, hay cerca de 100 microempresarios del ramo, 2 000 centros de acopio y otras 500 industrias que se benefician del reciclaje, de acuerdo con la Asociación de Plásticos del Ecuador (Aseplas). Unas 15 000 personas están relacionadas, de forma directa, a esta actividad.

Según el promedio de importación de los últimos tres años, Ecuador compra cerca de 45 000 toneladas de PET anual, de acuerdo con datos del Banco Central.

Entre el 45% y 50% de ese volumen es reciclado, expresó Ronald Bravo, gerente general de Reciplásticos. “Después de Brasil, somos el país que más recolecta en la región”, indicó.

Y recomendó al Gobierno analizar si en realidad es conveniente fijar un impuesto de USD 0,02 por botella porque ello implicaría un incremento en el precio de la tonelada de material plástico para los recicladores de USD 700 a USD 1000. Es decir, que parte de sus costos subirían en el 42%.

Las industrias procesadoras de reciclaje pagan entre 35 y 40 centavos por kilo y en ese peso constan unas 45 botellas.

Aunque la propuesta de reforma tributaria, donde estaba previsto el impuesto a botellas y fundas de plástico, aún no ha sido enviada a la Asamblea, los costos de estos artículos han subido en locales comerciales y tiendas en las últimas semanas.

El texto de la reforma aún se analiza en el interior del Régimen y el presidente, Rafael Correa, advirtió ayer durante su enlace radial que cerrará los comercios que especulen con los precios de los productos que serían gravados con nuevos impuestos.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)