14 de octubre de 2016 21:47

El canje de billetes en mal estado se amplió hasta el 21 de octubre

En locales del centro norte se reciben billetes deteriorados parcialmente. En el sur de la ciudad ya no se aceptan. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

En locales del centro norte se reciben billetes deteriorados parcialmente. En el sur de la ciudad ya no se aceptan. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Negocios

El plazo para canjear billetes extremadamente deteriorados se extendió, según indicó el Banco Central del Ecuador (BCE). La fecha límite será hasta el próximo 21 de octubre, por lo que la ciudadanía podrá acercarse a las agencias del BCE o de BanEcuador para hacer el canje.

En sus agencias se registraron filas para cumplir con el trámite. En los locales comerciales hay desconfianza al momento de recibir billetes deteriorados incluso aquellos que sin mayores daños, pese a que estos no forman parte de la medida del Central y se seguirán canjeando sin problema.

Patricia Romero es propietaria del restaurante La Leona, en el sur de la urbe. Desde hace una semana ella ya no recibe ningún tipo de billete dañado ni siquiera aquellos que están un poco rotos o rayados. Dice que no tiene tiempo para cambiar los billetes. "Recibo solo los que están en buenas condiciones".

Días atrás, relata ya no le recibieron los billetes en los taxis ni en el mercado, por lo que optó por hacer lo mismo. El pasado 8 de septiembre la entidad anunció que a partir del 16 de este mes no recibirá billetes extremadamente rotos o parchados con cinta adhesiva y otros materiales, debido a exigencias de la
Reserva Federal de los EE.UU. Tampoco se recibirán billetes humedecidos, quemados o rayados de manera excesiva. Una vez que culmine el plazo, el BCE podrá seguir cambiando solo aquellos con mínima cantidad de cinta adhesiva, billetes con más de la mitad de su estructura o con pequeñas manchas.

En locales del sur de la ciudad tampoco se reciben los billetes arrugados o rayados, pese a que no están rotos.
Valeria Estrada y Alexandra Godoy son dos propietarias de tiendas en el sector de San Bartolo. Ambas afirmaron que no pueden recibir billetes muy dañados porque no tienen tiempo para cambiarlos.

Además creen que es necesario que se haga una campaña de información para conocer tips de cómo mantener el billete en buen estado.

Según el BCE, en el país, el promedio de vida de un billete es de 2,8 años. Mientras que en Estados Unidos es de 7,5 años.
En otros locales de la capital, los comerciantes sí reciben billetes no muy deteriorados. "No tengo problema porque sé que esos billetes, no muy deteriorados, seguirán circulando en el país", dijo Antonio Abad, propietario de la panadería Centeno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)