11 de julio de 2014 00:00

La expectativa por el fin de negociación de Ecuador con la Unión Europea

cortesía ministerio de la producción

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 9
Contento 0
Redacción Guayaquil

El séptimo mes del año es un mes clave para los sectores productivos exportadores del país. El lunes pasado comenzó la última ronda de negociaciones con la Unión Europea (UE) que está previsto finalizar hoy en Bruselas, Bélgica.

El panorama de desconcierto que se dibujaba el mes pasado entre los gremios involucrados, porque no se llegó a un acuerdo en la tercera ronda, cambió esta semana. Los empresarios de algunos gremios se muestran más tranquilos.

En una entrevista radial, ayer por la mañana, el presidente Rafael Correa comentó que quedaban muy pocos puntos de conflicto en las negociaciones, y mencionó como los más delicados los temas relacionados a compras públicas y propiedad intelectual.

Roberto Aspiazu, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), por ejemplo, dijo que en el sector hay un optimismo moderado.

Hasta ayer, a las 17:00 hora Ecuador, el empresario conocía de algunos avances que justifican ese optimismo. “Sé que ya está cerrado el tema de la renovación del sistema SGS+ para el 2015 como una solución puente mientras entra formalmente el acuerdo comercial en vigencia, también el tema relacionado a que el banano tenga el mismo tratamiento en términos de desgravación de lo que ya tienen Colombia y Centroamérica”, comentó el representante gremial.

Sin embargo, mencionó que los tiempos que han tomado las negociaciones han menguado ese optimismo en industrias como la atunera, pues en este período las empresas cierran pedidos de ventas al exterior.

Daniel Legarda, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), también se lamentó por el tiempo y añadió que lo que trajo tranquilidad a los exportadores, desde la ronda anterior a esta, es que el Gobierno fue consciente de que no hay política pública que compense las pérdidas que representaría no llegar a un acuerdo.

“Se dio el entendimiento de que es un tema de país, que no solo involucra a los exportadores o importadores, a todos”, manifestó.
Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, resaltó la importancia del mercado europeo.

Considera que luego de que se firme este acuerdo, el Ecuador debería apuntar a firmar nuevos acuerdos comerciales. “Sabemos que la Unión Europea es el principal destino de nuestras exportaciones no petroleras y por lo tanto estamos listos para seguir ganando terreno en el mercado europeo. Una vez concretada la firma del convenio comercial con la UE, debemos seguir apoyando la firma de nuevos acuerdos de comercio”, dijo

En el sector bananero, hasta ayer  no conocían mayores detalles sobre el cierre de las negociaciones, no obstante, Eduardo Ledesma, presidente de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE) no estaba preocupado.

“Sabemos que los negociadores deben haber seguido las instrucciones del Presidente”, manifestó. Y destacó la participación del Presidente en esta última etapa de la negociación.

Con este acuerdo, aseveró Ledesma, el sector bananero incrementaría en un 5% las exportaciones, que bordean las 70 millones de cajas.

Pero no todos los gremios están tranquilos con el acuerdo. La Coordinadora Nacional Campesina convocó hoy a una rueda de prensa para dar a conocer “las implicaciones e inquietudes que trae consigo un acuerdo de este tipo considerando los antecedentes en países vecinos como Colombia y Perú”, dice el comunicado.

Otro tema importante en este mes para los sectores productivos es el Código de Producción. El miércoles pasado se realizó el segundo Consejo Consultivo del Ministerio Coordinador de la Producción para conocer observaciones del gremio para reformar el Código.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)