23 de diciembre de 2015 00:05

La Navidad se siente en diferentes ciudades

Los colores y la decoración navideña se tomó espacios públicos de las ciudades del Ecuador, como en Otavalo. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO

Los colores y la decoración navideña se tomó espacios públicos de las ciudades del Ecuador, como en Otavalo. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Modesto Moreta
Lineida Castillo,
Washington Benalcázar y
Ma. Victoria Espinosa

Árboles, parques, calles y casas, en varios rincones del Ecuador, se iluminan en estas fechas para encajar en el ambiente navideño que se manifiesta a través de diferentes escenarios. Unos más coloridos que otros.

En la región andina, en la ciudad de Ambato, decenas de familias esperan la llegada de la noche en el parque Cevallos para mirar como 360 000 luces LED, se encienden. Allí, al igual que el parque Montalvo, las avenidas Miraflores y Guaytambos, el puente Juan León Mera, el edificio municipal, en Ambato, se iluminaron con colores.

Mientras que en el Parque Cevallos, también llama la atención un nacimiento con imágenes de tres metros de altura y adornados con más luces LED. En este pesebre el Municipio y la Empresa Eléctrica invirtieron USD 230 000.

En la ciudad de Latacunga, provincia de Cotopaxi, en la casa de Manuel Altamirano también muestra un nacimiento gigante con figuras inflables. Tiene luces, el tradicional Papá Noel, l renos, muñecos de nieve y otros personajes para animar y poner la alegría en el barrio El Loreto, en el sur de la ciudad.

Altamirano cuenta que su objetivo es devolver un poco de alegría a este sector y animar a los vecinos a que retornen luego de su éxodo provocado por el incremento en la actividad del volcán Cotopaxi.

La creatividad en los pesebres llama la atención


En la zona austral del país, desde el pasado 13 de diciembre del 2015, decenas de personas llegan a la casa de los Criollo Vivar, en el barrio cuencano de San Roque, para admirar el tradicional pesebre elaborado con miles de piezas.

Esta familia lleva 42 años recreando el Nacimiento de Jesús en Belén, rodeado de los sitios emblemáticos de esta ciudad, sus tradiciones y costumbres. En un espacio de 10 metros cuadrados este año se recreó el río Tomebamba, y las iglesias de El Carmen con su plaza de Las Flores, San Roque, El Vergel, Todos Santos, Turi… Además, los ladrilleros, las lavanderas del Tomebamba, haciendas, huertas de hortalizas…

Según Gloria Vivar este año les tomó 45 días levantar el inmenso Nacimiento y trabajaron 10 personas. En este sitio, el 26 de diciembre a las 20:00 habrá una eucaristía y estará abierto al público hasta el 10 enero.

Mientras que en la Sierra Norte, un nacimiento con dimensiones similares es el orgullo de Yolanda Cabrear, en Otavalo (Imbabura). Ella no sabe cuántas piezas tiene el pesebre que todos los años arma en su vivienda, pero sí conoce es que es el más grande que se confecciona en Imbabura.

Todo comenzó hace medio siglo. Un mes antes de la Navidad, acondiciona un salón en el que reproduce prácticamente todo el Valle del Amanecer, como le conocen a la segunda ciudad en importancia de Imbabura, famosa por sus artesanías indígenas.

Con paciencia y con miles de piezas da forma a la urbe que la vio nacer hace 76 años. Su obra incluye el Palacio Municipal, las iglesias San Luis, San Francisco y El Jordán. También resalta el hospital de Otavalo, la terminal terrestre, la cascada de Peguche, la estación de Policía y las escuelas, entre otras. Este singular nacimiento ocupa un área de 8 metros por 6.

En el centro de su obra está el pesebre con el niño Jesús. “Yo le hablo como a cualquier persona y él me escucha”, asegura Cabrera, con una profunda demostración de fe.

La casa de Yolanda Cabrera, situada en el barrio Punyaro, es conocida por los vecinos de Otavalo y turistas porque es donde se elabora la tradicional chicha del Yamor.

En la región Costa, cada año la explanada del recinto ferial de Santo Domingo, en el occidente de Ecuador, se convierte en un pesebre de luces y adornos navideños.

Ambiente navideño en Santo Domingo

Yoconda Huertas, presidenta del Patronato Municipal, aseguró que este año el nacimiento fue diferente porque se recrearon tres espacios para contar la travesía de José y María.

Ambiente navideño en el Malecón de Guayaquil

Además se han colocado campanas y luces navideñas para que las familias acudan con los niños y así se contagien del espíritu de la Navidad. Para Bertha Loor es una tradición tomarse una foto junto al pesebre del recinto ferial. Este lugar es visitado cada noche por más de 300 personas. Está en la avenida Quito, que es una de las entradas a la ciudad, por lo que los viajeros también pueden mirar del colorido pesebre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)