2 de octubre de 2014 11:50

La joven quechua que será médica e indígena en Bolivia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
AFP
Sucre

Una joven quechua de 23 años se encamina a convertirse en la primera médica que se reivindica como indígena en Bolivia, un país donde los nativos no alcanzaban grados universitarios y han sido históricamente discriminados. 

Nancy Kasai Janko culminó los estudios y se encuentra en período de prácticas para recibir su título como doctora.

Trabaja con una apariencia poco común para los galenos, con sus largas trenzas típicas y la pollera (falda) tradicional de las mujeres quechuas bajo la bata blanca.

“Luego de titularme quisiera especializarme en pediatría”, dijo la futura médica en un diálogo con la AFP en Sucre.

“Me gustan los niños y ayudar a las madres a que los cuiden y los tengan sanos”, comentó.

Nancy nació en una pequeña comunidad quechua del municipio de Yotala, cerca a Sucre, capital de Chuquisaca, en el centro de Bolivia. Sencilla y humilde, afirma que está lista para servir a los que la necesiten.

Hizo sus estudios de medicina en la Universidad pública San Francisco Xavier, fundada en 1624 en Sucre, la más antigua de Bolivia y una de las más viejas de Sudamérica.

Bolivia, con 6,2 millones de indígenas que representan un 62,2% de sus habitantes, es el país de América Latina con mayor porcentaje de población autóctona, según el más reciente informe de la CEPAL.

En su mayoría, los indígenas bolivianos viven en la pobreza extrema, dedicados a la agricultura o tareas rurales en el campo.

Las demandas aborígenes por inclusión social y por mejores condiciones de vida, minimizadas por gobernantes del pasado blancos o mestizos, han tenido eco desde la llegada del aymara Evo Morales al gobierno.

Primer indígena en alcanzar la presidencia, Morales busca su tercer mandato en las elecciones del 12 de octubre a las que llega como gran favorito y con una enorme ventaja sobre sus contendientes, según las últimas encuestas.

“Siempre hemos sido pobres”

“Yo soy de una familia humilde. Siempre hemos sido pobres”, refirió Nancy, que pese a todo pudo abrirse camino para llegar a la universidad.

Su interés por la medicina se inició desde pequeña. “Cuando estaba en la escuela ya me interesaba conocer sobre el cuerpo humano, las enfermedades, sus tipologías y su evolución”, aseveró.

Actualmente trabaja como interna en el Hospital Universitario de Sucre, con capacidad para 126 camas y con 60 médicos.

“Estamos contentos y orgullosos con tenerla aquí”, comentó el subdirector del hospital Juan Pablo Escalier, al referirse a Nancy.

“Por su templanza y lo estudiosa que es, ha sobresalido en las rotaciones que realizó en áreas como pediatría y medicina interna”, dijo.

El jefe de Médicos, Porfirio Ecos, recuerda cuando la aspirante a médica llegó al hospital: “Preguntó por la vestimenta porque hay reglamentos en cuanto al uniforme. Le expliqué que el interno tiene que estar con indumentaria blanca y entonces se preocupó por su pollera tradicional, pero le dijimos que no había problema”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)