12 de April de 2010 00:00

¡Nadie nos calla!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una vez más ha quedado constancia de que los ecuatorianos rechazamos cualquier intento de amordazamiento y censura. El plantón a favor de Emilio Palacio en  Guayaquil tuvo eco, pues las imágenes demostraron que gente de toda clase social respaldó a viva voz una causa común: la democracia. ¡Sí!, esa democracia que pretenden resquebrajar quienes ostentan el poder y piensan que pueden violentar un derecho innato del ser humano como lo es la libertad.

La concentración convocada por el activista político Carlos Vera, fue una oportunidad perfecta para comprobar que la racionalidad y tolerancia no siempre se hereda. Resulta que en la congregación se encontraba Fabricio Correa, quien aceptó tener diferencias con Emilio Palacio a raíz de dos artículos publicados por el periodista, en los cuales, criticó sus millonarios contratos con el Estado. En todo caso, la presencia del hermano mayor del Presidente dejó entrever que a pesar de venir de la misma familia, nuestro “ilustre” Presidente no ha heredado las buenas costumbres, como por ejemplo respetar a quienes opinan diferente.

Artistas nacionales

Muy emocionado me deleité viendo el programa de televisión ‘La Hora Nacional’, en el que se ve un desfile interminable de artistas  entonando nuestra música, con un repertorio amplio y agradable que llega al alma y hace pensar el recurso valioso de  esta pléyade de ecuatorianos dedicados al arte.

Son seres privilegiados que Dios les ha dotado estas habilidades de tocar la guitarra, la voz, el piano y en este punto debo resaltar a Paco Godoy  con su habilidad con la que hace hablar al piano,  realmente emociona verle tocar.

Me vino al recuerdo la canción Romance de mi destino, del manabita Gonzalo Vera Santos y de otras muchas canciones que ha escrito, pero  después  muere en la más absoluta pobreza, abandono y olvido.

Estas personas deben recibir una protección del Estado, como por ejemplo una afiliación al IESS, para que tras  30 años de actividad tengan derecho a la jubilación, porque la pobreza de un país no está solo en los recursos económicos sino sobre todo, en el potencial humano. Estos artistas son parte de este potencial.
Franklin Yépez Guillén

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)