18 de December de 2009 00:00

Los nacimientos gigantes son un atractivo navideño

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito
quito@elcomercio.com



El Panecillo
La novena  tenía previsto iniciarse  ayer y se la realizará durante   nueve días a  las  19:00.   
Cada día una  Administración Zonal estará a cargo de esta actividad que se extenderá hasta las 21:00 y finalizará con juegos pirotécnicos.
En el lugar existen tres asociaciones de artesanos y comidas que atenderán desde las 08:00 hasta las 23:00.
La Policía resguardará el lugar y controlará el tránsito.Tres pesebres gigantes están expuestos en Quito y en el valle de Los Chillos. Cada uno tiene particularidades que los convierten en un atractivo para los visitantes.

En el valle de Los Chillos, sobre un terreno de 1 500 metros se exhiben, desde el 16 de noviembre, 28 figuras, entre personajes y animales, que simulan la vida del pueblo de Belén (donde nació Jesucristo), pero las figuras tienen apariencia de campesinos y montubios del país.
 


Tres diseñadores crearon el pesebre que es considerado, según   Andrea Flores, encargada de Marketing del centro comercial San Luis Shopping, el más grande del país y uno de los más grandes de América Latina.

Para ver el pesebre, el visitante se demora hasta 30 minutos. Hay casas de dos pisos y una granja con animales vivos. Para la construcción de este nacimiento se utilizaron materiales como  arroz, madera, tela  y hasta objetos de más de 70 años de antigüedad. En el ‘mall’ calculan que 30 000 personas visitan este pesebre durante  los fines de semana. Esto ha generado problemas de congestión en las cercanías del centro comercial.

María Isabel Moreno, una de las diseñadoras,  dice que su fe la motivó para crear este megapesebre. “Es una forma para que la gente vuelva a sentir el verdadero significado de la Navidad en su corazón”.

El mismo mensaje trata de transmitir la muestra de 50 pesebres del convento de San Francisco, en el Centro de Quito. Los pesebres que ahí se exhiben son elaborados en materiales no naturales como  resina, yeso, policromía,   entre otros. En el lugar hay dos nacimientos de más de un metro de alto. 



San Francisco
El nacimiento que mide cerca de 2 metros se usa como escenario para la presentación de coros y artistas que cantan durante el fin de semana en el museo.
La entrada cuesta USD 2 los adultos, USD 1 los estudiantes y 0,50  los niños. El domingo la entrada para los menores de 12 años es gratis.
El museo atiende desde las 09:00 hasta las 17:30.


José Criollo llegó con su familia desde el cantón Machachi atraído por el tamaño de los nacimientos. “Con el pasar del tiempo estas tradiciones se han perdido, pero ver que alguien hace el nacimiento ayuda a mantener vivos estos valores”. Una vez que hizo el recorrido también tuvo ideas para armar el belén en su casa.
 
Cientos de niños y adolescentes de escuelas y colegios llegan hasta  San Francisco a diario. Según Pablo Rodríguez, encargado del museo, el año anterior  18 000 personas visitaron  la muestra que se realiza cada año.
 
Otro de los lugares que se llena de personas en diciembre es El Panecillo. 65 000 focos  iluminan al Niño Jesús, a  los tres reyes magos, a San José, a un burro y a un buey. Estas figuras están elaboradas en estructuras de metal   y su tamaño está entre los  33 y  37 metros de altura. Mientras que la Virgen de Quito mide 41 metros, de la base a la corona.
 
Tradicionalmente este nacimiento se encendía  el 28 de noviembre desde las 19:00. Pero este año, debido a los apagones, el pesebre tenía previsto iluminarse ayer y estará encendido  solo hasta el 24 de este mes. 
 
Dentro del Museo a la Virgen de El Panecillo también existe una muestra de 100  pesebres.  El museo atenderá desde las 09:00 hasta las 23:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)