5 de July de 2009 00:00

Un musical con 60 actores se puso en escena en Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Cuenca

Antes de salir al escenario Juan Sardi repasaba con su saxofón en los exteriores de los camerinos, caminaba en círculos con los ojos cerrados. Estaba nervioso porque el miércoles pasado fue la primera vez que aparecía en público haciendo un solo con su instrumento.

Él fue uno de los 60 jóvenes que pusieron en escena la comedia musical ‘José y el manto sagrado’, en el teatro Carlos Crespi de la Universidad Politécnica Salesiana, en Cuenca.

Esta adaptación de la obra original de los ingleses Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, basada en el libro del Génesis, contó con la participación de estudiantes de seis colegios, del conservatorio José María Rodríguez y la Universidad de Cuenca, además de los anfitriones.

Durante dos horas los jóvenes relataron, en una combinación de teatro y canto, la historia de José, el hijo de Jacob, quien fue vendido como esclavo por sus hermanos, pero gracias a sus dones para interpretar los sueños logró poder en Egipto. La obra termina con el reencuentro de los hermanos con José y su reconciliación.

En el papel principal actuó Esteban Calderón y en la narración la cuencana Cristina Vallejo. Su rol fue relatar con canciones la historia, lo hizo como una suerte de intrusa invisible en las escenas que se desarrollaban en el escenario ante las 200 personas que acudieron al estreno.

Lograr momentos dramáticos  como cuando José es encerrado; o  irreverentes, cuando el faraón canta con un traje de Elvis Presley, fue un trabajo que requirió de casi un año de preparación, explica Johnny Vallejo, el director musical y coral del espectáculo. Él también estuvo a cargo de los arreglos musicales.

La labor se inició con los grupos de estudiantes  ensayando por separado durante jornadas de 90 minutos dos veces por semana. Hace seis meses los ensayos cambiaron su formato y se unificó lo coral con lo actoral.

Según Ximena Abril, directora coreográfica y del movimiento escénico, el tiempo de montaje fue extenso porque la mayoría de los actores hacía su debut en el escenario. Además, la intención fue lograr un espectáculo de calidad con escenografía y vestuarios diseñados exclusivamente para este montaje.

Para el coordinador general de la obra, Luis Álvarez, el musical  surgió a propósito de una sugerencia del rector del plantel, padre Luciano Bellini, para retomar el montaje de este tipo de musicales que la UPS no mostraba en Cuenca desde 1997. Bellini estuvo a cargo de la dirección general de la obra.

‘José y el manto multicolor’ es el sexto musical montado en Cuenca por la comunidad salesiana. El primero fue la ópera rock Hermano Franciso (1983, 1986 y 1997), además de musicales como Godspell (1984), Jesucristo Super Star (1985, 1987 y 1989), Cantata a Don Bosco (1988) y Cats (1994).

Esta obra es presentada en una minitemporada de cuatro veladas. El estreno fue el miércoles pasado y las presentaciones de cierre serán esta semana ( miércoles y jueves) a las 20:00 en el teatro universitario Carlos Crespi. Las entradas cuestan USD 5 por persona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)