28 de noviembre de 2017 18:58

Un proyecto busca recuperar los juegos tradicionales de Quito

A todos los visitantes que lleguen al museo se les entregará una caja de juegos que contendrá varias canicas, trompos, zumbambicos, un elástico y una piola. Además, las indicaciones con el paso a paso para saber cómo jugarlos. Foto: Cortesía Museo de la C

A todos los visitantes que lleguen al Museo de la Ciudad se les entregará una caja de juegos que contendrá varias canicas, trompos, zumbambicos, un elástico y una piola. Además, las indicaciones con el paso a paso para saber cómo jugarlos. Foto: Cortesía Museo de la Ciudad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Evelyn Jácome

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Como parte de la celebración de las Fiestas de Quito, el Museo de la Ciudad llevará a cabo durante diciembre de 2017 el proyecto La caja de juegos tradicionales.

Esta iniciativa busca recuperar juegos como el trompo, las canicas, la rayuela... y darlos a conocer para que las nuevas generaciones los practiquen.

La dinámica será la siguiente: todos los visitantes que lleguen al museo, ubicado en la García Moreno y Rocafuerte, recibirán una caja que contendrá varios juegos tradicionales. Lo ideal sería que lleguen grupos de más de tres personas, pueden ser amigos, vecinos, estudiantes o familias.

Se les entregará la caja de juegos que contendrá varias canicas, trompos, zumbambicos, un elástico y una piola. Además, las indicaciones con el paso a paso para saber cómo jugarlos.

Alejandra Caldero, impulsadora de la cultura quiteña, asegura que eso bastará para que los niños dejen de lado el celular o los juegos de video, y empiecen a descubrir la diversión que los juegos tradicionales pueden brindar.

Caldero sostiene que los padres deben motivar a los niños a que realicen estas actividades, lo que implica dedicarles tiempo, enseñarles, jugar con ellos.

“Lo malo es que por falta de tiempo o por comodidad, los padres prefieren comprar un PlayStation, o un celular y olvidarse de los chicos, pero eso debe cambiar”, explica. Y asegura que una excelente alternativa es llevarlos al Museo para que con esta dinámica, descubran el verdadero significado de la palabra jugar.

Solo así, asegura, los niños se adueñarán de los espacios públicos y se podrá recuperar la vecindad, además, estimularán la creatividad y su imaginación.

Justamente, el trabajo del museo va más allá de las salas de exposición y busca generar vínculos generacionales, mediante el diálogo y la reflexión sobre las tradiciones quiteñas que se conservan hasta hoy.

La actividad se realizará de lunes a viernes desde las 09:00 a las 13:00, y los fines de semana durante todo el día.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)