1 de mayo de 2016 00:00

Los municipios manabitas son los encargados de las demoliciones

En esta casa antigua de casi 100 años funcionan las oficinas del Instituto Nacional de Patrimonio. Está en el centro de Portoviejo, la zona más afectada de la ciudad.

En esta casa antigua de casi 100 años funcionan las oficinas del Instituto Nacional de Patrimonio. Está en el centro de Portoviejo, la zona más afectada de la ciudad. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1

Geovanny Tipanluisa, Ana Guerrero, Javier Ortega, Mario González y Valeria Heredia  
Redactores (I)

La zona cero de Portoviejo comprende 61 cuadras. En el lugar, destruido por el terremoto del 16 de abril, 127 edificaciones están colapsadas y las demoliciones comenzarán por las que más daño presentan.

Otras 465 requieren de análisis, 711 tienen restricción para el uso y 692 no sufrieron afectaciones por el terremoto. Estos datos fueron levantados por el Municipio local. Su director de Planificación, Leonel Muñoz, dijo que unas 10 instituciones públicas también fueron afectadas. Por ejemplo, el edificio del IESS, la Gobernación, el Cuerpo de Bomberos, el Palacio de Justicia, la Cámara de Comercio, etc.

Manuel Barcia, director (e) del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, dice que en 14 de los 22 cantones manabitas tienen 400 edificaciones patrimoniales, entres casas, espacios públicos, cementerios, conjuntos urbanos.

Los mayores problemas se han registrado en Bahía, Jama y Portoviejo. Solo en este último cantón hay 62 inmuebles patrimoniales. De ese número, 14 tienen afectación alta, aunque no necesariamente significa que serán destruidos, sino que pueden ser intervenidos. Unos 14 tienen una afectación media y el resto está levemente afectado.

35 estructuras históricas afectadas en Jama

La casa más antigua de Jama se demolió el viernes. Era el inmueble de Byron Cevallos, que tenía más de 100 años de vida, según los registros municipales. La estructura de dos plantas de caña quedó muy afectada.

En el lugar vivían cuatro familias (35 personas). Ahí montarán una carpa, porque no tienen recursos para una nueva construcción. El Departamento de Gestión de Riesgos del Municipio ha recibido 133 solicitudes de demolición de casas privadas, de las cuales 73 ya se intervinieron, entre el jueves 28 y las 15:30 del viernes pasado. Según Galo Miño, de la Secretaría de Riesgos, el 70% de inmuebles privados del cantón deben demolerse.

Hay 35 edificaciones históricas afectadas y no se incluirán en las demoliciones, según Roberth Castro, vicealcalde. El Municipio pidió al Ministerio de Cultura y Patrimonio que, luego de una inspección, se decidiera la posible restauración o demolición de las mismas. Sobre las edificaciones públicas, Castro explicó que no se ha hecho ningún trabajo en el Palacio Municipal, que colapsó. Esperarán la orden del Ministerio de Obras Públicas.

62 predios patrimoniales están registrados en Bahía

Más del 40% de 14 000 edificaciones de Bahía de Caráquez quedó afectada. Esta ciudad está conformada por 160 manzanas y en casi todas hay algún tipo de daño.

Hasta el viernes se intervinieron 50 estructuras privadas, entre derrocamientos y limpieza de escombros. En este grupo estuvieron 13 bienes patrimoniales, informó Javier Talledo, director de Planificación del Municipio. Otros 30 están en lista.

En total, se registran 62 predios patrimoniales, pero muchos ya no conservan las características originales, luego del terremoto de 1998 se hicieron cambios en la mampostería y otros elementos. El técnico indicó que se han identificado predios públicos que deben ser demolidos, como el de la CNEL, Colegio Alfaro y el Hospital Leonidas Plaza. Especialistas chinos están analizando varias viviendas. Se prevé la llegada de técnicos mexicanos para evaluar 25 edificios.

Los trabajos en Tarqui aún no comienzan

Las inspecciones en infraestructuras de Manta continúan. Hasta el viernes se evaluaron 1 800 edificaciones; de estas, 900 podrán repararse, 360 estarían en riesgo y del resto aún no hay información. Así lo indicó Eduardo Almeida, director de Riesgos del Municipio.

Los análisis se han realizado en Tarqui, Jocay, entre otras. Se prevé más visitas, esta semana, para dar paso a la demolición. Entre las entidades más afectadas está el edificio del IESS. El Hospital de Manta y cinco centros de salud tienen daños leves.

Los más afectados fueron el de 24 de Mayo y San José. En otros sectores de Manta se derrocaron cinco inmuebles y se demolerán 10 más privados. En Tarqui, la zona más devastada, aún no se inician las demoliciones, las personas siguen sacando enseres.

Pedernales priorizó la demolición de 24 edificios

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército empezó a demoler
1 158 estructuras colapsadas en Pedernales, desde el miércoles 27. Esta cifra representa el 65% de la infraestructura del cantón y puede variar, según los militares.

Los trabajos empezaron con 24 edificios públicos y privados, asentados sobre todo en el centro. Se dio prioridad a estos inmuebles por el riesgo de colapso y porque decenas de personas y vehículos transitan por estas zonas.

El coronel Gonzalo Cordero, director de Operaciones del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, explica que entre los bienes públicos están, por ejemplo, el edifico municipal, la iglesia, la Unidad del Milenio y otros centros educativos.  “Estamos con atención especial a este tipo de edificios públicos. Son sitios de concentración masiva y tenemos que revisar una y otra vez, de forma responsable, para determinar si es recuperable o se demuele”.

Hasta el viernes, el Cabildo recibió 202 solicitudes para derribar estructuras privadas. La mayoría está dentro de las 1 158 contempladas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)