19 de diciembre de 2017 21:25

Municipio de Zaruma pide obras de remediación después del estado de excepción

En octubre del presente año se intervino el casco central de Zaruma por los daños causados por la minería. Foto: Archivo / EL COMERCIO

En octubre del 2017 se intervino el casco central de Zaruma por los daños causados por la minería. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Elena Paucar

El alcalde de Zaruma, Jhansy López, se trasladó a Guayaquil para hacer un balance del estado de excepción en su cantón y pedir obras de remediación puntuales. Una nueva escuela, la reedificación de un hospital, proyectos viales y de remediación del subsuelo son parte de las solicitudes que hizo al Comité que está a cargo de delinear un plan estratégico y emergente para esta localidad de la provincia de El Oro.

El 15 de septiembre  del 2018 comenzó el estado de excepción para el distrito minero Portovelo-Zaruma. Esa fue la disposición del presidente Lenín Moreno para mitigar los efectos de la minería ilegal, que causó daños en la infraestructura patrimonial de Zaruma. La intervención concluyó el 15 de diciembre.

Según el Ministerio del Interior, encargado de coordinar los trabajos durante la excepción, hubo cuatro áreas de trabajo: el control territorial, la intervención de la escuela La Inmaculada, afectada por un socavón; el desarrollo de estudios geoespaciales para determinar áreas de riesgo y la suspensión de las actividades mineras.

“Consideramos que faltó en cuanto a ejecución de proyectos. No nos ha dejado totalmente satisfechos como ciudad frente a la problemática. Hemos perdido instituciones públicas y no tenemos respuesta sobre cómo van a ser reemplazadas”, dijo López.

La escuela La Inmaculada tuvo que ser derrocada después del hundimiento que destruyó tres aulas. Sus alumnos fueron reubicados en otro plantel. El Municipio pide la reconstrucción del establecimiento en otro terreno.

Tampoco funcionan las nuevas instalaciones de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), porque su infraestructura tiene fisuras. El hospital Humberto Molina, del Ministerio de Salud, también fue cerrado. Los últimos sismos agravaron los daños que la minería ya había causado a esta casa de salud.

En esta semana, el Ministerio del Interior hizo un balance de la intervención al distrito Portovelo-Zaruma. En un comunicado informó que dieron seguridad con 199 efectivos, se cumplió con el cierre técnico del socavón en La Inmaculada e inspeccionaron 49 áreas mineras para determinar si conectaban o no con el subsuelo de Zaruma.

Al final se determinó que 11 concesiones mineras tenían incidencia directa. Sus labores fueron clausuradas y el alcalde de Zaruma calcula que 150 personas perdieron sus empleos.

“Son tres meses en los que no hemos tenido una respuesta para saber qué decirle al minero artesanal, al obrero que trabajaba en estas áreas que estaban causando daño, qué otras actividades pueden hacer. Nos preocupa el tema social”, indicó el alcalde.

Una de las tareas del comité de remediación, recuperación y fomento productivo, creado mediante otro decreto ejecutivo, es buscar alternativas económicas. Entre los proyectos de reactivación propuestos está la creación de un perímetro industrial minero. También se habla de una escuela de orfebrería y del fomento al turismo.

El alcalde López recalca que hacen falta obras puntuales, que no se podrían ejecutar con los USD 6 millones de presupuesto anual de Zaruma. Por eso pide al comité que los incluya en el plan que debe presentar hasta el 28 de diciembre.

El Cabildo suma a sus pedidos un proyecto integral de alcantarillado y agua potable, valorado en USD 16 millones. Y la construcción de un anillo vial, a un costo de USD 6 millones, para mitigar el impacto de la transportación pesada en ciertas zonas de riesgo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)