9 de marzo de 2015 20:20

240 permisos quedan para los vendedores en el Centro Histórico

Este lunes, luego de los operativos realizados la semana pasada, hubo pocos vendedores que salieron a las vías del Centro. Foto: Alfredo Lagla / El Comercio.

Este lunes, luego de los operativos realizados la semana pasada, hubo pocos vendedores que salieron a las vías del Centro. Foto: Alfredo Lagla / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 22
Ana Guerrero

Los controles a los comerciantes en el Centro Histórico no pararán y quienes no tengan permiso no podrán laborar en el sector. El tope de autorizaciones fijadas por el Municipio es de 1 040. Sin embargo, en este grupo se incluyen 800 que ya tienen la acreditación. Con lo que quedarían solo 240 cupos.

Los operativos empezaron el pasado martes y este lunes, el Centro Histórico amaneció con menos comerciantes. Las calles lucieron más despejadas y, en algunos zaguanes, hubo vendedores que estaban en un dilema: sacar o no la mercadería. Algunos se arriesgaron a seguir con su jornada.

Los controles, en los que hubo forcejeos entre los comerciantes y los policías metropolitanos, generaron críticas a través de las redes sociales.

Luego de esto, la disposición del alcalde Mauricio Rodas fue que los controles no se realicen con ningún vehículo, que por ningún motivo se use la fuerza y, además, pidió que se le entregue un informe de los involucrados en los “excesos” durante las jornadas de control para establecer las sanciones.

A la par, Rodas ordenó que la multa de USD 170 sea reemplazada por trabajo comunitario y que esta semana se le entregue el manual de procedimiento de estas actividades reformado, incluidas estas indicaciones.

Según el último reporte del Municipio se dieron 162 retiros de productos a los vendedores, incluido el fin de semana. De acuerdo con datos de la Agencia Metropolitana de Control, ninguna persona fue sancionada económicamente ni con labores comunitarias.

El objetivo macro de este proceso es la legalización y reubicación. No obstante, Marco Murillo, director de la Agencia Distrital del Comercio, indicó que el Municipio no cuenta con la cifra total de cuántos vendedores no regulares laboran en la zona. Eso sí, el techo está dado. Quienes tienen prioridad son los denominados históricos. En el proceso, se evalúan los casos para la reubicación.

Adicionalmente a los 1 040, se contempla la reubicación de 500 comerciantes regularizados, a través de la dotación de nuevos mobiliarios urbanos, hasta mayo del año en curso. Ellos serán asignados a los centros comerciales populares y mercados en la Administración Zonal Manuela Sáenz.

comerciantes infografía

Aquellos que no logren quedarse en el Centro tienen la opción de seguir el proceso para reubicarse en otros espacios del Distrito Metrropolitano. En Quito, hay 2 149 vendedores autónomos regularizados, de estos, en el centro se encuentran 817.

El proceso no convence a todos. Carlos Reyes, dirigente de un grupo de vendedores no regularizados del Centro, apuntó que solo en su agrupación hay más de 600 miembros. Apoyan la reubicación, pero no están dispuesto a marcharse a sitios “olvidados donde no se venda”.

Reyes no descartó que sus compañeros organicen nuevas protestas, pues, aseguró, con ellos no se ha llegado a acuerdos. Siempre, cuestionó, se habla de los históricos y no se respeta el derecho al trabajo del resto. “¿Dónde van a ubicar a la gente?, en el centro los mercados están llenos”.

El dirigente reconoció que después de la disposición del Burgomaestre no se han dado operativos usando la fuerza.
Entre las opciones de relocalización, a decir de Murillo, están los centros de abastos. En 34 se podría asignar puestos a comerciantes. En el plan distrital de comercio se contempla la remodelación de seis establecimientos, entre ellos: América, La Magdalena, Central y La Floresta, con una inversión de unos USD 3 millones. El jueves entregarán cuatro sitios en el de San Francisco.

En el área histórica ya se han vivido procesos de organización. En la alcaldía de Paco Moncayo, por ejemplo, se reubicaron cerca de 7 000 vendedores en centros comerciales del ahorro. Aunque, luego de ese proceso, indicó Murillo, actualmente, solo el 70% está vendido. Esto no quiere decir, aclaró, que estén vacíos. Una de las metas del Municipio para este año es llegar al 90%. Se contempla también la remodelación de los seis sitios.

Además del área patrimonial, hay otros ejes en la organización del comercio en el Distrito, como la construcción de dos centros comerciales populares (Guamaní y Calderón), la repotenciación de seis mercados y la habilitación de dos establecimientos (Michelena y Comité del Pueblo). Pero, mientras tanto, los vendedores del Centro Histórico no podrán laborar hasta que obtengan los permisos, informó.

Sin embargo, esto no garantiza que los comerciantes sigan recorriendo sus calles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)