5 de octubre de 2015 17:42

El Municipio de Guayaquil tendrá que repetir parte de proceso por nuevo puente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Juan Carlos Mestanza

La Prefectura del Guayas notificó al Municipio de Guayaquil, mediante oficio del pasado viernes 2 de octubre del 2015, que se deberá repetir el proceso de socialización para obtener la licencia ambiental que permitirá la construcción del nuevo puente sobre el río Daule, que unirá a La Puntilla (Samborondón) con el Puerto Principal.

Ese día la notificación fue enviada al Municipio de Guayaquil y a la facilitadora nombrada por el Ministerio del Ambiente, indicando que el informe del proceso de facilitación no fue aceptado y tiene un criterio no favorable, en vista de que hubo algunas observaciones.

Para ello, se da un plazo de 20 días laborables para que ingrese una nueva versión del borrador del estudio de impacto ambiental e incluya las observaciones.

Oficio de la Prefectura del Guayas al Municipio de Guayaquil

El prefecto Jimmy Jairala explicó que el Municipio absolvió algunas de las consultas planteadas por la Prefectura del Guayas. "Pero hemos encontrado que hay un proceso que va a tener que ser repetido… Tienen que repetir la socialización, porque hubo algunas fallas en el proceso, en las ciudadelas de la vía La Puntilla-Samborondón, donde se omitieron algunos pasos".

Según la autoridad provincial la licencia ambiental pudiera ser emitida en un plazo de aproximadamente 30 días, luego de que se haya cumplido con la repetición, antes que el Municipio pueda empezar a construir el puente. "Mientras tanto, hay que hacer lo que dice la ley y hay que repetir la socialización porque hubo algunas inconsistencias y el ciudadano tiene derecho a estar debidamente informado".

La directora provincial de Gestión Ambiental de la Prefectura, Cecilia Herrera, explicó que "el proceso de regularización ambiental no es un documento que ingresamos el día de hoy y al día siguiente entregamos la licencia".

Informó que en el caso específico de la licencia para el puente Samborondón-Guayaquil, se le indicó al cabildo porteño que tiene que ingresar una ampliación del borrador del estudio de impacto ambiental, incluyendo las observaciones levantadas en esta socialización por parte de la ciudadanía y por parte de la facilitadora.

"Una vez que ingresen esos documentos en la Prefectura, nosotros lo revisamos y, si está aceptado que han incluido estas observaciones, hacemos un nuevo proceso de audiencia pública y de socialización, para darle a conocer a la comunidad esta nueva versión del estudio de impacto ambiental", explicó Herrera.

Las observaciones a las que se refiere la funcionaria son de carácter ambiental. Una de las más relevantes se refiere al hincado de pilotes. "En el estudio de impacto ambiental no estaba estipulado el sitio donde iba a ser el hincado de pilotes. ¿Qué tiene que ver eso con la parte ambiental?: El hincado de pilotes va a producir ruido y polvo, que son afectaciones ambientales”.

Por ello, la Dirección de Gestión Ambiental también solicitó al Municipio de Guayaquil que se amplíe la información, especificando sitios y ubicación de los pilotes para, según eso, determinar puntos de monitoreo.

"Los tiempos son imputados a varios actores. Nosotros como Prefectura le hemos dado 20 días laborables al Municipio para que ingrese el estudio. Todo depende de la agilidad con que cada uno ingrese la documentación para que de esta manera nosotros entregar la licencia ambiental", recalcó la funcionaria

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)