23 de noviembre de 2017 16:47

Municipio de Ambato renegociará el contrato de los fotorradares

Un fotorradar mide la velocidad de los ­vehículos que circulan por el sector de El ­Socavón-La Victoria, Ambato. Foto: Raúl Díaz para EL COMERCIO

Un fotorradar mide la velocidad de los ­vehículos que circulan por el sector de El ­Socavón-La Victoria, Ambato. Foto: Archivo 

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fabián Maisanche

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Municipio de Ambato renegociará el contrato de los fotorradares con la empresa concesionaria Safety Enforcement Seguridad Vial.

Esta decisión la tomó el Concejo Municipal en una sesión extraordinaria que se realizó ayer miércoles 22 de noviembre del 2017. Allí se presentó un documento elaborado por el alcalde de Ambato, Luis Amoroso, quien incluyó recomendaciones basadas en el informe final emitido por la Contraloría el 4 de octubre del 2016.

En la auditoría efectuada a la concesión de los fotorradares, el organismo de control recomendó que “el Concejo disponga al Alcalde la renegociación del contrato de los fotorradares de los términos contractuales, a base del informe legal, económico y técnico proporcionado por el procurador síndico, el director financiero y del director de la Dirección de Tránsito Municipal, con el propósito de que la Municipalidad obtenga la mayor rentabilidad”.

Según Robinson Loaiza, concejal de Ambato, el Concejo Cantonal tomó en cuenta estas sugerencias de la Contraloría, pese a que fueron publicadas hace más de un año. En la sesión extraordinaria votaron siete ediles a favor, cuatro en contra, uno en blanco y dos ausencias.

Después de esta aprobación el Municipio tendrá que renegociar con la empresa contratista aspectos como la implementación de un nuevo radar fijo en la ciudad.

Este dispositivo funcionará a cambio de los dos fotorradares móviles que dejarán de operar de manera definitiva. De lograrse un acuerdo, serán nueve (en total) los radares fijos que operen en la Panamericana Norte, en el Parque El Sueño, la Liria, La Victoria, en la Casa de Montalvo, en la avenida Manuelita Sáenz y en la Av. Bolivariana.

En el perímetro urbano de Ambato no se puede circular a más de 50 kilómetros por hora. Si los conductores exceden este límite a partir de un kilómetro, ya deben pagar una multa.

Los dispositivos que monitorean los límites de velocidad funcionan desde el 2015 y ya generaron ingresos por USD 28 666 000 por recaudación de multas, hasta octubre pasado, de acuerdo con un informe enviado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

Otro de los puntos que se tratará a futuro es un posible cambio en la cantidad de recursos que recibirá el Municipio y la parte correspondiente a la concesionaria de los radares.

Actualmente, el Cabildo se beneficia con el 41,2% y el 68,8% es para la empresa contratista. El burgomaestre indicó que en la renegociación se solicitará que el Municipio reciba el 61 % en las multas por exceso de velocidad y el 39%, la concesionaria.

El Municipio debe invertir el 4% de la utilidad neta de esta recaudación en programas de seguridad vial mientras que la empresa contratista debe aportar con el 1%, por los mismos fines.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)