4 de May de 2012 13:38

Las "viudas de la recesión" marcharon en Italia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La ciudad de Bologna, en el centro-norte de Italia, fue hoy escenario de la denominada marcha de las "viudas de la recesión", es decir, de las mujeres de quienes últimamente se han suicidado debido a problemas económicos, en una dramática oleada que parece no detenerse y que está causando gran conmoción.

"La desesperación es total, mi marido no se sintió apoyado", dijo a los periodistas Tiziana Marrone, una de las organizadoras del evento, esposa de Giuseppe Campaniello, un artesano de la localidad de Ozzano Emilia, en provincia de Bologna, que se quemó a lo bonzo el 28 de marzo pasado, agobiado por las deudas que tenía con el fisco. El nombre de Campaniello, junto a su foto, dominaba una de las pancartas blancas que abrió la inédita marcha silenciosa, también llamada de las "viudas blancas", a la que asistió un centenar de personas con banderas de ese color.

La marcha arrancó en el Hospital Mayor de la ciudad y terminó frente a la sede de la Agencia de las Entradas de la Via Nanni Costa, justo en el lugar donde Campaniello se quitó la vida. Allí la viuda colocó una ofrenda floral, acompañada por Elisabetta Bianchi, otra organizadora del evento, hija de un empresario que también se suicidó, víctima de la desesperación más absoluta.

"Sentí que había que hacer algo, porque nadie hace nada", dijo Bianchi, que contó que fue contactada por diversas editoriales para escribir un libro, cuyas ganancias se utilizarán para ayudar a los familiares de las víctimas de estos "suicidios económicos" que están sacudiendo a Italia.

Desde el 1 de enero, al menos 73 personas se han quitado la vida por falta de trabajo o problemas económicos; el miércoles pasado, en un mismo día se suicidaron tres personas.

"Cuando estas personas deciden quitarse la vida, es porque son empujadas a eso: no son locos, deprimidos ni exaltados. Son personas desesperadas", explicó Tiziana Marrone, que le reclamó ayuda a las instituciones. "Es hora de hacer algo por estos empresarios y por estas pequeñas empresas, que son la espina dorsal del país", dijo. Las medidas de austeridad adoptadas por el gobierno técnico de Mario Monti, incluyeron un terrible aumento de la presión fiscal, ya de por sí muy elevada en Italia.

"Yo no tengo un trabajo y no sé cómo hacer para vivir. Tengo miedo que el Estado venga a tocar mi puerta. Ya se llevaron a mi marido, me pregunto qué más quieren de mí", agregó la viuda.

Hace dos semanas también en Roma tuvo lugar, alrededor del emblemático Panteón, otra marcha silenciosa similar, para decirles "basta a los muchos, demasiados, suicidios causados por la crisis económica"..

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)