12 de December de 2010 00:00

El violín no afina con la violencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0



Redacción Mundo,

Agencias

Alma Rosa González, ex adicta a la heroína, ayuda a los niños pobres a aprender música clásica. Su intención es brindar a los chicos una puerta de escape que podría evitar que sean presas del narcotráfico.

En México, específicamente en Ciudad Juárez, uno de los sitios más violentos del mundo, la mujer está cambiando vidas con violines en lugar de armas y violencia.

“Ver un muchacho pandillero llegando a la escuela con su niño cargando su estuche significa que la vida del niño cambió, ya no va a ser como su papá”, dice Alma Rosa, quien comenzó el proyecto en el 2005.

Inspirado en una famosa red de orquestas en Venezuela, conocida como El Sistema, que rescata a jóvenes pobres a través de la música, el programa de González ha ayudado a más de 400 niños de Ciudad Juárez.

El proyecto ha salido adelante a pesar de amenazas, asaltos y el abandono de estudiantes después del secuestro de sus padres.

La mujer señala que la gran mayoría de los chicos no se convertirán en músicos profesionales, pero la música amplía horizontes, enseña disciplina y ayuda a promover la paz.

“La violencia está fea aquí, matan gente como matan perros”, dice Angélica Palacios, cuyo hijo de 10 años, José Angel, estudia violín en la escuela. “Para José es lo máximo, al principio casi se acostaba con el violín”.

El Gobierno ahora ayuda a financiar el programa que durante años dependió exclusivamente de donativos.

González dice que inició el proyecto cuando se dio cuenta de que no se estaba haciendo nada para ayudar a los niños y jóvenes pobres de la ciudad. Gran parte de la ayuda estaba enfocada en persuadir a los muchachos a alejarse de las pandillas y buscar un empleo para vivir mejor.

Tomando su propia experiencia como alcohólica a los 14 años y luego como adicta a la heroína, comenzó a trabajar en iglesias y con organizaciones de caridad después de que lograra recuperarse de las drogas a los 35 años.

González se dio cuenta de que en Ciudad Juárez había músicos que podían apoyarla, algunos llegados de otras regiones de México cuando la ciudad era un lugar atractivo para turistas estadounidenses en los 90.

Más de 70 chicos participarán en un concierto de Navidad en una iglesia de Ciudad Juárez, el 19 de diciembre, interpretando piezas de Bach, Handel y Mozart.

Algunos chicos del programa fueron a estudiar música a México DF y González tiene la esperanza de que puedan llegar a ser parte de la Orquesta Sinfónica Nacional de México, una de las más antiguas de América. “Creo enfáticamente que si hace 20 ó 30 años se hubiera invertido en la niñez como prioridad del Gobierno, no estuviéramos así”, comenta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)