4 de July de 2010 00:00

‘A veces, a Diego, hay que quitarle el control remoto’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0



Richard Cortez,

Redacción Guayaquil

Con la experiencia de dos mundiales de fútbol anteriores, el que se realiza estos días en Sudáfrica es más llevadero para Verónica Guevara. Esa ‘cancha’ le permite que no se creen conflictos en su vida cotidiana, mientras su esposo está alejado del hogar por más de un mes.

fakeFCKRemoveVerónica es la esposa de Diego Arcos, periodista deportivo enviado a Sudáfrica por TC Televisión, canal que junto a Gamatv transmite ese torneo.

Como periodista, ex ejecutiva de un canal de televisión y empresaria entiende la profesión de su esposo. No es de ahora. Todo comenzó hace 12 años, cuando se conocieron en TC Televisión. En todo este tiempo se han complementado y sacado adelante proyectos personales y conjuntos.

A más de ello, un hijo, Diego Andrés, los une. Verónica es madre de cinco hijos (cuatro de un compromiso anterior). Desde su hogar, ubicado en las afueras de Guayaquil, cuenta cómo lleva esta parte de su vida en pareja.

Por más de un mes, su esposo se ausenta del hogar, ¿incide en la relación familiar?

Para el ‘Diego periodista’ es fundamental para su currículum estas coberturas internacionales. Yo también fui periodista por 17 años. Nunca dejaré de serlo y sé perfectamente cómo es el trabajo. Ahora, familiarmente, es triste porque se dejan de lado muchos momentos que pueden pasar durante mes y medio con la persona que se quiere. En el caso de él (señala a Diego Jr.) faltó en momentos como el Día del Padre. Son circunstancias que, sabemos, nos hacen crecer como pareja.

BlackBerry en mano, pendiente de la computadora, ¿la tecnología los acerca?

Nos ha beneficiado. Diego tiene Twitter y yo me tuve que hacer fan porque veía que otras personas estaban más enteradas que yo de lo que Diego hace allá.

Así sabe lo que pasa con él.

Me dice por el BlackBerry en qué ciudad estará, en qué partidos saldrá transmitiendo o haciendo previas. También nos conectamos por computadora.

Me contaba que le envió fotos para el pequeño Diego.

Sí, desde su teléfono mandó fotografías de los animales que pasan al pie de la carretera para que se las enseñe a Dieguito. Me ha contado que Sudáfrica es un país de muchos contrastes y diferencias socioeconómicas.

Cuando está en el país, ¿el tiempo con él es reducido?

Para Diego la parte del tiempo en familia es prioritario. Su horario de trabajo es de 07:00 a 16:00 y luego de 19:30 a 22:00. Entonces siempre lo vemos de 16:00 a 17:00. Ahora se le extraña más.

¿Y en los otros mundiales?

En el de Japón, como productora del canal, fui la responsable de su viaje, por lo tanto teníamos más contacto. En el de Alemania ya no estaba en TC Televisión sino en mi negocio y me fui de vacaciones allá. Obviamente, terminé siendo una productora asistente. Esa es una confianza que tengo con la gente que trabaja con él.

¿En este Mundial?

En este no he estado involucrada en absoluto en el viaje de Diego ni en su itinerario.

El deporte y el periodismo son parte de esta relación...

Diego fue deportista toda la vida. Fue seleccionado de Ecuador en béisbol. Vivió en Cuba, Venezuela y EE.UU. donde consiguió una beca universitaria.

¿Como se conocieron?

Cuando llegué a TC entré como productora ejecutiva de noticias. Diego en esos años era conductor de programas deportivos. Primero fuimos compañeros y amigos. Entonces, la relación comenzó entre cámaras y producciones.

Está casada con un periodista que tiene en los deportes su profesión y su pasión, ¿cómo lo afronta?

Después de que sale del noticiero o del estadio y viene acá se preocupa por los partidos de la NBA o de béisbol. Por ello, sí hay que quitarle el control remoto de vez en cuando. Él es un periodista que maneja todos los deportes y eso me hace sentir orgullosa.

¿Y los hijos qué dicen?

También se sienten orgullosos de él. En nuestro caso somos los míos, los tuyos y los nuestros.

Cuando están solos ¿ comenta cómo sale en TV?

No siempre, porque no lo veo todo el tiempo. Pero sí puedo llegar a ser su mejor crítica en algunos momentos.

Si no hubiese sido periodista, ¿cree que hubiera habido esa comprensión?

La verdad nos encontramos en la misma etapa los dos y la misma madurez para entender los positivo que cada uno pudiera aportar a la relación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)