28 de April de 2014 10:44

La UE amplía las sanciones a rusos y ucranianos en línea con el G7

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE

La Unión Europea (UE) acordó hoy, 28 de abril, añadir 15 nuevos nombres a la lista de rusos y ucranianos sancionados por su implicación en la crisis ucraniana, en línea con el acuerdo de los países del G7 de endurecer las medidas restrictivas contra Moscú.

La UE acordó así ampliar en 15 personas la lista que ya incluía a 33 rusos y ucranianos a los que ha decidido congelar sus bienes y prohibir el visado para acceder a territorio comunitario por amenazar la integridad de Ucrania, informaron fuentes europeas.

La decisión de la UE de ampliar sus sanciones a Rusia se ha producido prácticamente al mismo tiempo que EEUU anunciaba una nueva tanda de sanciones "selectivas" contra individuos y entidades rusas, así como restricciones a ciertas exportaciones hacia ese país.

En concreto, las medidas restrictivas estadounidenses irán contra siete funcionarios gubernamentales, "incluidos dos miembros del círculo más estrecho del presidente (Vladímir) Putin", así como contra 17 empresas ligadas también a él, según informó en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Las nuevas sanciones europeas fueron decididas a nivel de los embajadores de los Veintiocho, en una reunión extraordinaria convocada en Bruselas después de que los países del G7 (EEUU, Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Canadá y Japón) acordaran el viernes adoptar nuevas sanciones contra Rusia por su apoyo a las milicias prorrusas que han ocupado edificios oficiales en el este de Ucrania.

El Consejo de la UE va a aprobar esta decisión mediante procedimiento escrito, mientras que los nombres de los nuevos sancionados se conocerán una vez se publique la lista mañana en el Diario Oficial de la UE, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

Entre los 15 nuevos nombres hay tanto rusos como ucranianos y no hay ninguna empresa, según otras fuentes, que señalaron que el objetivo de esta nueva ronda de sanciones es "mandar un mensaje claro" a Rusia sobre la necesidad de cumplir el acuerdo de Ginebra del pasado 17 de abril para poner fin a la escalada de tensión.

Ese pacto, que implicó a los jefes de la diplomacia de Rusia, Ucrania, Estados Unidos y la UE, insta a disolver las milicias irregulares prorrusas sublevadas contra el Gobierno ucraniano a cambio de promesas de amnistía, entre otras medidas.

Estados Unidos y la Unión Europea, al igual que la propia Ucrania, han reiterado públicamente que Rusia no está cumpliendo con el acuerdo.

Los embajadores europeos también discutieron hoy, 28 de abril, la posibilidad de modificar la base jurídica de la lista, de manera que "la redacción de la descripción de las personas susceptibles de ser sancionadas sea más amplia", agregaron las fuentes.

De ese modo, podría incluirse no sólo a responsables directos de amenazar la soberanía e integridad de Ucrania, sino también a personas participantes en tales actos, precisaron.

Los Veintiocho se mantienen así en la llamada fase dos de medidas restrictivas contra Rusia, consistente en identificar y sancionar a personas responsables de desestabilizar Ucrania.

Por el momento no han pasado a debatir una tercera fase que incluiría sanciones económicas a Moscú, aunque la Comisión Europea sigue preparando un informe sobre el posible impacto de tales medidas, como le solicitaron los líderes de la UE en su última cumbre.

Los embajadores dejaron para su próxima reunión ordinaria, que tendrá lugar el próximo miércoles, la discusión sobre la conveniencia de convocar un Consejo de ministros de Exteriores extraordinario para abordar la situación en Ucrania, explicaron las fuentes.

Los ministros de Exteriores de la Unión ya convinieron a mediados de abril en Luxemburgo ampliar la lista de sanciones tras la ocupación de sedes públicas en diferentes ciudades del este de Ucrania por parte de fuerzas prorrusas.

Entonces, pidieron iniciar los trabajos para identificar y sancionar a las personas implicadas en tales acciones o que supusiesen una amenaza para la estabilidad del país, al tiempo que recalcaron que la solución a la crisis ucraniana debe ser política.

En paralelo, la UE dio hoy un nuevo paso para apoyar a la maltrecha economía ucraniana mediante la firma de un memorando de entendimiento para proveer a Kiev de un programa de ayuda macrofinanciera de 1.000 millones de euros, el cual ya había recibido el visto bueno de los países de la UE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)