14 de April de 2014 18:56

Retiran escombros en Valparaíso en medio de alerta sanitaria y fuego no controlado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Miles de familias y voluntarios comenzaban a retirar los escombros de sus casas quemadas por el peor incendio en la historia del puerto chileno de Valparaíso, que dejaba 13 muertos, aunque persiste el temor por focos que continúan activos.

El gobierno, en tanto, decretó alerta sanitaria en la zona, lo que facilitará canalizar la ayuda, la compra de insumos y atender más rápidamente las necesidades de los afectados.

El balance de muertos aumentó a 13 este lunes, luego de que se confirmó el hallazgo de un cuerpo calcinado en el sector del Olivillo.

"Ha sido encontrado el cuerpo de una persona no identificada”, dijo el jefe de la primera Zona Naval, el almirante Julio Leiva. "Esta sería la víctima 13 de este trágico incendio, desgraciadamente”, agregó.

Los focos que se mantienen activos en el momento se encuentran la zona de San Roque. Más temprano, se evacuó preventivamente el sector de La Isla.

"El incendio no está controlado. No obstante ha bajado bastante la intensidad”, dijo a medios locales el jefe de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) de Valparaíso, Guillermo de la Maza.

El fuego, iniciado el sábado por la tarde, ha consumido 850 hectáreas hasta el momento. Tiene un perímetro de 22 kilómetros y unos 6 kilómetros de largo, según la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

Las llamas afectaron a los cerros donde residen los sectores más pobres, con casas de madera y lata que se encaraman en las pendientes, a veces sin permisos de construcción y lejos de los grifos de agua que necesitan los bomberos para combatir las llamas.

Sin embargo, la zona del puerto de Valparaíso, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2003, se mantenía a salvo del fuego.

  • Solidaridad

La ciudadanía chilena reaccionó rápidamente para acopiar pañales, leche en polvo, frazadas, ropa de abrigo, agua y otros enseres que son repartidos en los albergues.

Miles de jóvenes suben voluntariamente hasta los cerros para colaborar con quienes perdieron todas sus posesiones mientras toneladas de ayuda llegaban de todo el país.

Asimismo, armados de picos y palas, los jóvenes voluntarios se organizaron en grupos para ayudar con la remoción de escombros, bajo la supervisión de bomberos, particularmente en el cerro Ramaditas.

"Arriba de los cerros es siempre donde está la gente más pobre, y quedó sin nada. Lo perdieron todo”, dijo a la AFP, Gabriela González, estudiante de la Universidad Católica de Valparaíso. "Quedarse sentado no vale”, agregó la voluntaria.

Muchas personas perdieron todas sus pertenencias, sus posesiones materiales y sus recuerdos familiares en el incendio que se propagó rápidamente debido a los fuertes vientos, pero también por la compleja geografía del lugar y la presencia de basura en los aledaños de la zona forestal de La Pólvora, en la parte más alta de los cerros, donde se inició el fuego.

"Quedamos con lo puesto, en la calle, perdimos todo. Somos una familia de siete personas y la primera noche en el albergue fue triste, más que nada por los niños, que nunca habían vivido esto, pero nos han tratado muy bien”, dijo a la AFP Ericka Cáceres.

Este lunes se organizaban partidos de fútbol benéficos, atenciones veterinarias a mascotas damnificadas, colectas, y se difundían miles de mensajes de apoyo bajo la etiqueta en la red social Twitter de #FuerzaValpo.

El incendio destruyó por completo 2 000 viviendas, dejó 8 000 damnificados y 10 000 evacuados, de los que 1 200 pasaron la noche en albergues y el resto en casas de familiares o amigos.

  • Peritajes

En tanto, se iniciaron los peritajes para determinar las causas del incendio. Se barajan distintas hipótesis sobre el origen del fuego, desde la intervención o resultado de la actividad humana, hasta la posibilidad de que dos pájaros se electrocutaran causando el surgimiento de chispas en el cableado eléctrico.

Las investigaciones están en marcha y llevará todavía un tiempo a los miembros de Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI) determinar el origen del fuego.

Por su parte los expertos señalan que una vez que el incendio haya sido controlado, podrían transcurrir varios días antes de su extinción completa.

"Una vez se frena el avance de las llamas, pero todavía hay fuego, viene la etapa de liquidación, que es más lenta, extinguiendo punto por punto todos los fuegos o brasas”, explicó a la AFP Fernando Maldonado, experto en manejo de fuegos de la Conaf.

"Si el incendio se controla hoy, va a haber todavía varios días para extinguir el fuego presente en el área quemada y en los bordes para que no exista rebrotes del incendio”, añadió.

En total 13 helicópteros, siete aviones y 2 000 efectivos participan de las tareas para controlar las llamas. A ella se suma la ayuda facilitada por el gobierno de Argentina, que anunció este lunes el envío de refuerzos aéreos y terrestres para controlar el fuego.

En total, Argentina enviará 6 aviones hidrantes con una capacidad de carga de 3 500 litros, y un avión observador junto a 37 miembros de la Brigada Nacional y de Parques Nacionales.

Para los 8 000 damnificados se estudia la posibilidad de construir barrios de emergencia, ofrecer subsidios de arriendo, y ayudas a los que fueron a vivir con sus familiares.

Además, la ministra de Sanidad, Helia Molina, afirmó que habrá que dar apoyo psicológico a los afectados debido al estrés y la angustia que padecen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)