27 de July de 2010 00:00

Los reos salían por las noches a matar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
El Universal de México.

El Gobierno federal reveló que internos del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Gómez Palacio, Durango, contaron con el respaldo de autoridades de ese penal para realizar venganzas por encargo. Incluso, dispusieron de armas de los custodios y vehículos oficiales.

Ricardo Nájera, vocero de la Procuraduría General de la República (PGR) informó que los presos de ese Cereso son presuntos responsables de los crímenes perpetrados en los últimos meses en Torreón, Coahuila, de acuerdo a datos obtenidos por denuncias.

El funcionario informó que además de la masacre que dejó 17 personas muertas en la finca Italia Inn, los delincuentes están ligados a hechos violentos en bares de Durango y Coahuila.

Dijo que la información presentada es un primer avance de las investigaciones que la PGR hace con el “fin de llegar hasta el fondo de los hechos y conocer la verdad sobre los lamentables acontecimientos de los últimos meses en Torreón, Coahuila”.

De acuerdo con datos obtenidos por medio de denuncias, a los reclusos se les permitía salir por las noches, con la autorización de Margarita Rojas, directora de dicho Cereso, para cumplir venganzas por encargo.

“Se les permitía salir de prisión y utilizar armas de los custodios para esas ejecuciones, utilizando vehículos oficiales para su traslado”, dijo Nájera. “Los delincuentes cumplían sus ejecuciones como parte de ajustes de cuentas contra integrantes de miembros rivales vinculados con la delincuencia organizada. Por desgracia, en dichas ejecuciones los delincuentes también asesinaron a civiles inocentes para regresar posteriormente a sus celdas”, agregó el funcionario.

Hasta el momento fueron detenidos la directora del Cereso, Margarita Rojas; Roberto Enrique, jefe de seguridad y vigilancia; Francisco Uranga, subdirector, y José Rivas Ordaz, jefe de seguridad y vigilancia.

A petición de la Fiscalía de Coahuila, el juez de primera instancia concedió “un arraigo por 20 días para dichas personas, además de que ya presentaron declaración todos los custodios y más de la mitad de los reclusos del Cereso”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)