20 de February de 2014 16:18

Las reformas de Bachelet pueden enfrentar una fuerte oposición

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La próxima presidenta de Chile, Michelle Bachelet, introducirá reformas para acabar con las "desigualdades estructurales" en el país, pero existe el riesgo de que enfrente una fuerte oposición, declaró este jueves, 20 de febrero, en Cuba un dirigente comunista chileno.

"La presidenta Bachelet está dispuesta a hacer cambios para enfrentar las desigualdades estructurales que tiene nuestro país, pero no descartamos que se produzcan situaciones de polarización, como en Venezuela", dijo Andrés Lagos, número tres del Partido Comunista de Chile, que el 11 de marzo regresará al gobierno después de cuatro décadas.

"Bachelet no tiene un programa revolucionario, sino de reformas, pero hay un enemigo, que es la derecha, que se va a oponer y va a tratar de sabotearnos", afirmó Lagos, cuyo partido está aliado con demócrata cristianos -algo inédito en Chile-, socialistas y socialdemócratas.

"Es la primera vez que la Democracia Cristiana y el Partido Comunista comparten el mismo gobierno, el mismo programa. El pueblo demócrata cristiano es un sector más identificado con esta perspectiva (progresista) que con la derecha", dijo Lagos.

Lagos, quien es periodista, presentó su libro "Pretextos de la revolución democrática", en el marco de la Feria del Libro de La Habana, que analiza el proceso que condujo al triunfo electoral de la socialista Bachelet.

En el libro, destaca que las multitudinarias manifestaciones estudiantiles de 2011 en demanda de educación gratuita fueron "un hito" para el trinfo electoral de Bachelet.

Varios líderes estudiantiles que condujeron las movilizaciones eran comunistas y dos de ellos fueron elegidos diputados en 2013, incluida la carismática Camila Vallejo.

"Somos parte de los movimientos sociales, no somos sus propietarios", indicó Lagos, quien afirmó que Bachelet cumplirá sus promesas de reformas, pese al escepticismo de izquierdistas radicales, que alegan que en su primer mandato (2006-2010) no alteró las políticas neoliberales.

"Este nuevo ciclo histórico que se abre en Chile ofrece una posibilidad, pero también tiene riesgos", expresó Lagos, explicando que Bachelet prepara reformas educacionales, tributarias y laborales, entre otras.

El Partido Comunista fue duramente reprimido en Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y cientos de militantes fueron asesinados o desaparecidos.

Creado en 1912, tiene una larga tradición en la política chilena: sus primeros diputados fueron elegidos en 1921 e integró alianzas de gobierno en las décadas de 1930 y 1940, así como en 1970 con el socialista Salvador Allende, derrocado por Pinochet tres años más tarde.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)