15 de May de 2011 09:52

Pululan los falsos combatientes tras el éxito de los secretos Seals en EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con medallas colgando del cuello, uniformes rutilantes y 'souvenirs' de combate, los falsos ex combatientes son legión en Estados Unidos, especialmente aquellos que afirman haber sido miembro de los Seals, los 'héroes' que eliminaron a Osama Bin Laden.

Tal es el caso de Jim Moats, el último de los impostores que ha hecho reír a la prensa con su engaño. Desde hace cinco años, este pastor de Pensilvania afirmaba a su congregación haber sido miembro del comando ultrasecreto de la Marina estadounidense. El periódico local “The Patriot-News” desenmascaró el lunes a este impostor, a quien se le había hecho una entrevista como supuesto héroe de la guerra de Vietnam como combatiente de esta unidad de élite.

Los Seals -un acrónimo de Sea, Air, Land (mar, aire, tierra) que al mismo tiempo significa foca- son una fuerza especial tan secreta que los militares no reconocen abiertamente su existencia. La integran unos 2 300 efectivos seleccionados tras un entrenamiento de los más exigentes del mundo y llevan una condecoración especial llamada Tridente.

El pastor Jim Moats llevaba su insignia en el pecho y afirmaba que había sufrido con valentía la tortura de simulacro de ahogamiento durante el entrenamiento. “Infla su ego. No está bien hacer eso”, declaró el diario. Y el pastor se arrepintió de su mentira. “Pienso que existen miles de falsos Seals para cada miembro real de los Seals”, afirmó Don Shipley, un ex Seal jubilado que se convirtió -a través de su página web- en el guardián de la reputación de estos soldados de élite.

El FBI no tiene datos como para confirmar el número de impostores pero sigue con cuidado estas infracciones a la ley federal “Stolen Valor Act”. Este tipo de delito está penalizado con un año de prisión como máximo.
“Es un crimen y es muy común. Vemos esto muy seguido. Son individuos que se inscriben como ex soldados con condecoraciones que jamás merecieron. Es una violación a la ley federal”, indicó una portavoz de la oficina del FBI en Washington, Lindsay Godwin.

Varios casos recientes de usurpación llevaron a estos impostores a la cárcel o a hacer trabajos comunitarios. En general es porque se aprovecharon de su supuesto estatus buscando descuentos en restaurantes o para asistir a partidos de fútbol.

Shipley asegura que desde que el gobierno de Barack Obama reveló que los responsables de la muerte del jefe de Al Qaida fueron miembros del “ Team 6 ” de los Seals, el equipo de mayor destreza y jerarquía de estas fuerzas, recibe cada día recibe 40 ó 50 quejas y testimonios de personas que denuncian a falsos integrantes.

Antes de la operación contra Bin Laden en su casa en Pakistán -el 1 de mayo- Shipley recibía dos veces menos testimonios. Desde el 1 de mayo “ ¡Todo el mundo es un Seal!, exclamó.

En el sitio www.usnavyseals.com, un foro donde se intercambian comentarios sobre estos comandos, una joven mujer cuenta que un hombre corteja a su madre diciéndole que es el ” el comandante del “ Team 6 ” que mató a Bin Laden. “Es muy gordo, se queja de la rodilla y cuenta todas sus misiones” , dice asombrada.

Ahora vienen los días de ceremonias en Estados Unidos. Hay homenajes militares previstos la semana próxima en honor a las “ Fuerzas Armadas ” y sobretodo para celebrar el tradicional Memorial Day, el 30 de mayo.
Son las ocasiones perfectas para que los impostores florezcan. “ Siempre se manifiestan mucho alrededor de fechas importantes como el Memorial Day ” , confesó la portavoz del FBI.
 

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)