4 de April de 2014 11:14

Política del Partido Popular de Rajoy huye de la policía antes de ser multada

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Que un conductor se dé a la fuga cuando está siendo multado por una infracción de tráfico es algo que ocurre de cuando en cuando en Madrid.  Pero que la que se fuga sea una ex presidenta del gobierno regional pasa quizá una vez en la vida.

Eso debió pensar el agente de tráfico que el jueves, 3 de marzo, por la tarde persiguió a Esperanza Aguirre, la ex jefa del gobierno regional de Madrid y una de las políticas más conocidas del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy, después de que esta emprendiera la huida cuando la multaba por dejar su automóvil en un carril bus en plena Gran Vía para sacar dinero en un cajero automático.

Al agente le dio un ataque de ansiedad tras un suceso que hoy acapara la atención mediática en España y que escala por momentos. A Aguirre, ex ministra (1996-1999), jefa del gobierno regional madrileño entre 2003 y 2012 y actual presidenta del PP de Madrid, le están lloviendo críticas de propios y ajenos después de huir del lugar, apretando el acelerador y llevándose por delante la motocicleta de uno de los agentes con su automóvil japonés.

El hashtag #AguirreALaFuga reúne en Twitter todo tipo de chistes y sarcasmos, incluidas imágenes de conocidos videojuegos y carteles de famosas películas relacionados con los automóviles en los que se ha sustituido el rostro de los protagonistas por el de la política, de 62 años.

Ella, mientras tanto, arremete desde los medios que le dan voz contra los agentes de tráfico, funcionarios públicos del ayuntamiento en manos de su compañera de partido Ana Botella. Y lo hace justo cuando su nombre vuelve a sonar como posible "alcaldable" en las elecciones de 2015 en detrimento de la mujer del ex presidente del gobierno José María Aznar.

En un comunicado, Aguirre aseguró lamentar "mucho lo sucedido". Pero si el jueves llamaba a los agentes "viciosos de las multas" y los acusaba de ser "bastante machistas", hoy cuestionaba la capacidad profesional del que la multó por "sufrir ataques de ansiedad por poner una multa".

"La ley es igual para todos y las declaraciones de los agentes de la autoridad tienen presunción de veracidad", dijo hoy Botella, poniéndose del lado de los agentes de movilidad. Su ayuntamiento ya los había defendido el jueves por la noche. "La ley es igual para todos", manifestó hoy también la vicepresidenta del gobierno -y compañera de partido de Aguirre-, Soraya Sáenz de Santamaría, al ser preguntada por lo sucedido en rueda de prensa.

La versión que da de lo sucedido el jueves y la que ofrecen los agentes de tráfico no coinciden. La política asegura que se fue para su casa después de estar retenida durante quince o veinte minutos en los que le pidieron todo tipo de papeles.

El parte policial señala que se puso "muy nerviosa y bastante alterada" cuando volvió al vehículo y vio que la multaban, "momento en el cual se sube al vehículo y, sin darle la documentación, arranca el mismo y golpea la moto que se encontraba delante del vehículo, tirándola al suelo".

"En ningún momento he arrollado a nadie y mucho menos me he dado a la fuga", aseguraba ella. "He arrancado mi coche y al salir he rozado la moto de un agente y la he tirado al suelo". A algunos medios les dijo que quería evitar que alguien la fotografiara siendo multada. Los agentes de movilidad, acompañados por policías municipales, la persiguieron hasta su casa. "Llegaron a circular de forma paralela", indicándole que parara, pero ella hizo "caso omiso a las órdenes".

Fue en su domicilio donde por fin pudieron estar frente a frente con ella, no sin que antes, según medios españoles, los agentes de las fuerzas de seguridad que protegen su casa intentaran sin éxito hacer con los agentes de movilidad un parte amistoso de accidente.Estos la han denunciado por desobediencia a la autoridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)