28 de March de 2010 00:00

¿Pablo dejó de ser pro castrista?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Siete Días

La trova contemporánea ha sido, desde sus comienzos, una glorificación a la revolución cubana. Pero en estos días dio un giro inesperado: el emblemático Pablo Milanés, cantautor de temas inolvidables alusivos a la que simpatizó tiempo atrás, estremeció a la opinión pública al mostrar su desacuerdo con la actitud del Gobierno de Cuba hacia los disidentes y al criticar los cambios anunciados por Raúl Castro.

Esta música está ligada con el proceso revolucionario y con las aspiraciones de construir un hombre nuevo. Un movimiento musical que dio origen a una serie de cantautores comprometidos con la revolución triunfante. Artistas que vieron sus letras y actitudes influenciadas a partir de los hechos que rodearon a la política.

Y el giro inesperado en manos de unos de los padres de este movimiento musical y cultural ha sorprendido a sus seguidores.

Con estas sorpresivas críticas, Milanés dejó de hacer odas a la revolución para transformarse en una fuente de cuestionamiento a un régimen y a una forma de pensar a la que se veneraba.

Por su parte, Silvio Rodríguez, el otro padre de la trova cubana, se mantiene en su posición de apoyo hacia el Régimen cubano.

Ana Belén y Víctor Manuel se sumaron a los representantes de la cultura que se adhirieron a la campaña ‘Yo acuso al Gobierno cubano’ para defender el respeto a los derechos humanos en Cuba y exigir la liberación “inmediata e incondicional” de los presos políticos del Régimen.

Otros artistas, escritores e intelectuales como Gloria Estefan, Pedro Almodóvar, Mario Vargas Llosa, Fernando Savater, Ángeles Mastretta, la bloguera Yoani Sánchez, y algunos más, se han adherido a un manifiesto en Internet por la misma causa.

El promotor cultural ecuatoriano, Diego Cazar, dice que la trova ecuatoriana tiene sus particularidades pero no se puede comparar con la trova cubana porque los acontecimientos políticos no son los mismos y no han tenido la misma magnitud.

“Toda expresión artística necesariamente tiene que tomar una postura política. Lo que yo pienso es que hay otros elementos que configuran el fenómeno de la canción de autor y que tiene que ver mucho más con expresiones estéticas, líneas estéticas o con propuestas estéticas; con esto me refiero al uso de elementos rítmicos ancestrales o a la fusión con instrumentación andina o con ritmos tropicales. Hay mucho más trabajo en esa exploración estética que en una propuesta netamente contestataria desde lo político, contra un Gobierno o un régimen”, dice.

“En nuestro país no hay una tradición tan fuerte como en Cuba. Creo que la canción de autor y el fenómeno de la canción de autor en el Ecuador tiene un proceso muy particular influenciado, como en todo el continente, por la nueva trova cubana pero no es directamente moldeable”, agrega.

A la trova, según Cazar, se la ve como se ve el pop anglosajón, como se ve la música folclórica del Cono Sur, se ve como cualquier otra expresión en cualquier parte del mundo.

Para él, “no es que lo que sucede con Pablo Milanés y con su cambio de propuesta desde lo político tenga que influenciar con una reacción sumamente tajante por parte de nuestros compositores. Eso pasa a ser una noticia como cualquier otra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)