16 de January de 2014 06:32

La ONU pide diligencia al Vaticano en casos de abusos a menores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Comité sobre los Derechos del Niño de la ONU pidió este jueves diligencia a la Iglesia Católica en los casos de pedofilia, en la primera comparecencia ante este organismo de la Santa Sede por los abusos cometidos por religiosos.

"El ejemplo que la Santa Sede debe dar al mundo debe sentar precedente. Tiene que marcar un nuevo enfoque", dijo Sara Oviedo, integrante del equipo investigador de este comité de Naciones Unidas.

La investigadora hizo sus comentarios en una audiencia en la que por primera vez una delegación del Vaticano dio explicaciones a los expertos del Comité sobre los Derechos del Niño acerca de los abusos cometidos contra menores por religiosos católicos.

Oviedo denunció que en la gestión de los escándalos de pedofilia por parte de la Iglesia "se ha dado preferencia a los intereses del clero". "La Santa Sede no ha establecido ningún mecanismo para investigar a los acusados de perpetrar abusos sexuales, ni tampoco para procesarlos", añadió.

También criticó las medidas tomadas por el Vaticano con los autores de abusos sexuales contra niños. "Los castigos impartidos nunca parecen reflejar la gravedad" de los hechos, dijo Oviedo.

Durante más de una década, la Iglesia Católica se ha visto sacudida por una cascada de escándalos de abusos sexuales cometidos por religiosos contra menores, que empezó en Irlanda y se extendió a Alemania, Estados Unidos y varios países latinoamericanos.

Los abusos fueron a menudo encubiertos por los superiores de los autores, que en muchos casos los transfirieron a otras parroquias, en lugar de denunciarlos a la policía.

Al igual que los demás firmantes de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, de 1989, la Santa Sede se compromete a enviar informes regulares sobre el respeto de las normas recogidas en el documento, y acepta la supervisión de los investigadores del comité.

El papa Benedicto XVI (2005-2013) fue el primero en pedir perdón a las víctimas, y pidió una política de "tolerancia cero" contra los autores de abusos.

El actual pontífice, Francisco, elegido el pasado marzo, creó a principios de diciembre una comisión para ayudar a las víctimas de curas pedófilos y para evitar nuevos casos.

La comisión, creada siguiendo las recomendaciones de los ocho cardenales que lo asesoran para la reforma de la Curia Romana, deberá trabajar con los obispos y las conferencias episcopales y sugerir medidas para proteger a los niños.

En la comparecencia, el embajador del Vaticano ante la ONU, Silvano Tomasi, declaró que la Santa Sede es responsable legalmente sólo de la aplicación de la convención de la ONU en el territorio de la Ciudad del Vaticano, donde viven 36 niños, una posición muy criticada.

No obstante, el embajador añadió que el Vaticano, en tanto que cabeza de la Iglesia, está trabajando con las parroquias para combatir los casos de pedofilia.

El Vaticano señaló que sigue recibiendo unas 600 denuncias contra sacerdotes cada año, muchas de ellas acerca de hechos cometidos en los años 1960, 1970 y 1980.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)