15 de August de 2010 00:00

La ola de calor genera grandes incendios en Portugal y en Rusia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lisboa,

El clima sigue siendo el tema de moda en el mundo. Incendios, inundaciones, tormentas han afectado globalmente a varios países desde inicios del mes pasado.

En Portugal, por ejemplo, el incendio que desde hace más de tres días se propagaba en el parque natural de Serra de Estrela, en el centro de Portugal, fue controlado ayer por los bomberos, anunció la Protección Civil.

Este incendio, que se había declarado la noche del martes en este parque, inscrito en la red europea de reservas biogenéticas, fue combatido por más de 260 bomberos, asistidos por aviones Canadair franceses y españoles.

En un primer balance establecido el viernes por la noche, el director del parque Armando Carvalho estimó una superficie incendiada de 2 500 hectáreas.

Ayer, dos incendios seguían activos en el Parque Nacional Peneda-Geres situado en la frontera con la Galicia española, lo que movilizó a 280 bomberos y militares. El primer ministro, José Sócrates, y el presidente, Aníbal Cavaco Silva, decidieron interrumpir sus vacaciones para acudir al mando nacional de las operaciones de socorro, localizadas en la periferia de Lisboa.

Desde finales de julio, Portugal sufre una ola de incendios, alimentados por el fuerte calor. Los fuegos, que hasta el momento no han alcanzado zonas habitadas, han causado la muerte de dos bomberos durante esta semana.

Mientras que en Rusia, los incendios causados por la peor ola de calor en la historia de ese país, destruyeron una cuarta parte de sus cultivos y cubrieron la semana pasada a Moscú con una capa espesa de humo tóxico, lo que despertó preocupaciones por la salud de sus habitantes.

Ayer, los bomberos seguían luchando contra un vasto incendio cerca del centro nuclear de Sarov. Sin embargo, la situación “dejó de ser crítica” y no representa riesgo de catástrofe atómica, según las autoridades, que ya recibieron los tres primeros aviones estadounidenses con ayuda.

“No hay riesgo nuclear, no hay amenaza radiactiva y ni siquiera hay una gran amenaza ecológica en el territorio de Sarov”, declaró el jefe de la agencia nuclear rusa, Serguei Kirienko, según una entrevista publicada en el sitio de su agencia, Rosatom.

Kirienko dijo que el centro nuclear, situado a 500 km de Moscú, está amenazado desde hace dos semanas por los incendios en el parque natural de Mordovia, una reserva vecina de Sarov.

“Hicimos retroceder los incendios en el oeste hace dos semanas, ahora el fuego llega por el este (...) y continúa. Pero la situación del lado oriental dejó de ser crítica”, afirmó Kirienko, cuando el fuego ha tomado 1 000 hectáreas.

Subrayó que el centro quedará fuera de peligro recién luego de “largas lluvias”. También reconoció que los materiales radiacti-vos y explosivos tuvieron que ser evacuados del centro.

Dos aviones C-130 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y un avión fletado por el estado de California, todos cargados con material que incluye tanques de agua y vestimentas de protección contra el fuego, aterrizaron ayer en el aeropuerto de Vnukovo, anunció la televisión estatal.

Otros dos C-130 son esperados en los próximos días.

Las inundaciones

Al menos 400 personas continúan desaparecidas en la India, tras las inundaciones y corrimientos de tierra de los últimos días.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Raza Gilani, dijo que las inundaciones en el país dejaron hasta ahora 20 millones de desplazados.

El balance de los peores deslizamientos de tierra en décadas en China, subió a 1 239 muertos y 505 personas desaparecidas, según cifras de las autoridades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)