13 de January de 2014 00:01

El momento de la verdad para la Legión de Cristo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Durante 20 días, la poderosa congregación ultraconservadora Legionarios de Cristo deberá definir, en Roma, si llegó el momento de pedir perdón públicamente a las víctimas de los abusos sexuales cometidos por su fundador, el mexicano Marcial Maciel.

El jueves 9 empezó en el Vaticano la asamblea de la congregación católica. Participan 61 delegados, entre ellos 20 mexicanos y 17 españoles, en representación de 22 países.

Bajo la atenta supervisión del papa Francisco, quien por ser latinoamericano conoce muy bien la historia de la institución, fundada en México en 1941 por el controvertido Maciel, los legionarios se ven obligados a romper definitivamente con su terrible pasado y fundarse nuevamente, sin descartar del todo una disolución.

Se trata de uno de los primeros retos que el Papa argentino deberá encarar desde que fue elegido en marzo del 2013, reconocen expertos del Vaticano.

La congregación logró por décadas ocultar las denuncias contra Maciel y contó con la protección de altos jerarcas durante el pontificado de Juan Pablo II (1978-2005), quien consideraba a los legionarios un ejemplo de virtud católica y desoyó por años las denuncias.

Después de la muerte en el 2008 de Maciel y de que hubiera sido en el 2006 relegado al silencio por orden de Benedicto XVI tras ser condenado por pederastia, se descubrieron otros horrores cometidos por el fundador. Entre ellos, el haber abusado de los hijos que tuvo con dos mujeres, a las que engañaba diciendo que era soltero, así como su adicción a la morfina y sus negocios oscuros.

Solo en el 2010 la congregación admitió "los actos graves" cometidos por Maciel y sus colaboradores más cercanos e inició un proceso de renovación que se cerrará en febrero.

Pero acabar con la organización no es fácil. Los Legionarios de Cristo y su institución Regnum Christi cuentan con 70 000 miembros laicos, tres obispos, 953 sacerdotes, 932 religiosos y novicios y 945 alumnos en los centros vocacionales de 22 países (datos del 31 de diciembre de 2012).

Además, es propietaria de 15 universidades alrededor del mundo y 175 colegios con 122 000 estudiantes, lo que la convierte -según la BBC- en un emporio religioso tan influyente que logró ocultar durante 60 años el "inescrupuloso e inmoral" comportamiento de su fundador como la propia Iglesia Católica lo calificó.

Pero ¿cómo llegó a este estado una organización que por años fue considerada el brazo apostólico de Roma? La Legión comenzó como un centro de formación sacerdotal, pero después Maciel lo encaminó hacia lo que sería su verdadero empeño: la educación. Alejandro Millán, reportero de la cadena BBC, reseña que con la adquisición de la Universidad Anáhuac y la fundación del primer colegio Cumbres, en 1954, se inició la expansión por América Latina.

Se convirtió rápidamente en una importante fuente de dinero que incluso llegó a aportar recursos financieros al Vaticano. De ese modo se ganó la simpatía de la curia y los pontífices. Sin embargo, en 1997 el escándalo estalló en el interior de la organización. Ocho exseminaristas de los legionarios le contaron al diario estadounidense The Hartford Courant, que el cura Maciel había abusado de ellos cuando eran niños.

"Nos hacía creer que para curarse de una enfermedad necesitaba del semen de los niños y que él debía ser el encargado de extraerlo", relató una de las víctimas en su testimonio.

Hasta ahora 35 sacerdotes -de 953- han sido acusados de abuso sexual, de los cuales 14 fueron absueltos, 9 considerados culpables y 10 aún están bajo investigación. Para las asociaciones de víctimas de pederastia, toda la verdad sobre la Legión aún no ha salido a flote y temen que la reforma termine por ser solo un gesto cosmético.

El anciano sacerdote Félix Alarcón, secretario personal de Maciel y una de sus víctimas, quien fue calumniado, marginado y perseguido por sus denuncias en la década de los 80, en una entrevista concedida a la página internet Religión Digital, aseguró que espera que los legionarios "purifiquen el pasado por más doloroso que sea" .

En el blog oficial de la orden, Regnum Christi, el legionario Fernando Morales instó a la institución a alcanzar esa reconciliación interna que se necesita, sin negar "las injusticias y atrocidades pasadas " .

En contexto 

El mexicano Marcial Maciel, quien murió en 2008 a los 87 años, fue condenado por abusos sexuales a menores y mantuvo una doble vida con dos mujeres y varios hijos. Todas las decisiones que tome la Legión de Cristo en Roma serán examinadas por el papa Francisco para su aprobación.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)