12 de February de 2014 13:12

La mitad de las carreteras de Bolivia destrozadas por las lluvias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La época de lluvias que comenzó en diciembre destrozó al menos la mitad de las carreteras del este y oeste de Bolivia, anunció hoy 12 de febrero Antonio Mollisaca, ejecutivo de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

El desbordamiento de ríos destrozó varias plataformas en la región amazónica que incluye a los departamentos de Beni, Pando y norte de La Paz. "Requerimos de unos 200 millones de bolivianos (27 millones de dólares) para reparar varias carreteras y eso lo haremos cuando cesen las lluvias", dijo a los periodistas.

Franklin Durán, secretario ejecutivo de la Confederación de Choferes de Bolivia, reportó que al menos 160 vehículos de alto tonelaje están atrapados desde hace tres semanas en caminos de Pando y Beni.

"No hay nada en esas zonas, requerimos que desde aviones o helicópteros se lance alimentos y agua a nuestros compañeros que no pueden avanzar ni un metro", dijo. La Administradora Boliviana de Caminos, empresa encargada del mantenimiento de carreteras, prohibió viajar a los municipios de Rurrenabaque, Riberalta y Cobija, en la amazonia boliviana.

También ordenó precaución en el tránsito por los Yungas de La Paz, el trópico de Cochabamba y el este de Bolivia. La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, informó que existen 52 337 familias afectadas por lluvias en 127 municipios de los nueve departamentos de Bolivia.

Agregó que las lluvias dejaron 46 muertos y 11 desaparecidos y dañaron 1 774 viviendas y 40 000 hectáreas de cultivos agrícolas. La unidad de Defensa Civil dotó de 25 toneladas de alimentos y enseres personales a los damnificados por las inusuales lluvias en el norte, centro y este de Bolivia.

El presidente Evo Morales visitó el lunes el poblado de Chullpa K'asa Chico, donde un alud de tierra y piedras sepultó a 14 personas. Sólo tres cuerpos fueron hallados para rescatistas militares.

El vicepresidente Álvaro García llevó el martes por vía terrestre alimentos y vituallas a Caranavi, en el norte de La Paz, inundado por el desborde de dos ríos. La Federación de Ganaderos de Beni (Fegabeni) reportó hoy la muerte de 32 000 cabezas de ganado, y precisó que las pérdidas superan los 20 millones de dólares.

"Las pistas de aterrizaje de Reyes y San Borja (norte de Bolivia) están en mal estado, sólo pueden operar helicópteros", señaló Susana Rivero, ex ministra de Agricultura. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) pronosticó que seguirá lloviendo en los próximos días, y alertó de emergencias en la ciudad de Trinidad, situada a 150 metros de altitud, que podría verse inundada por el desbordamiento de ríos que reciben aguas desde poblados situados en la cordillera, como La Paz, sede del gobierno de Bolivia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)