Mundo

Maduro anuncia nuevo aumento de 10% del salario mínimo en Venezuela

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
6 de January de 2014 15:34

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este lunes un nuevo aumento de 10% del salario mínimo para hacer frente a la inflación de 56,2% que registró el país sudamericano en 2013, la más alta de América Latina.

“He decidido arrancar enero dando un aumento salarial de 10% a partir de este mismo mes de enero, en las tablas salariales y de pensiones del salario mínimo”, dijo Maduro desde el palacio de Miraflores en una reunión con parlamentarios.

"(El aumento) nos coloca de mayo a enero anualizado (...) por encima de la inflación criminal inducida de la guerra económica del año pasado (2013)”, concluyó al precisar el incremento acumulado del salario mínimo en 59%.

Con este aumento, el sueldo venezolano, considerado por el gobierno como el más alto de América Latina, alcanza 3 270,3 bolívares (519 dólares a la cotización oficial, de 6,3 bolívares por unidad del billete verde). Sin embargo, calculado según el precio de las divisas en el mercado paralelo, esa cifra representa diez veces menos.

El pasado 30 de diciembre, Maduro informó que la inflación acumulada de Venezuela para 2013 era de 56,2%, casi el triple del valor registrado en 2012, de 20,1%.

Maduro prometió este lunes que el salario mínimo volverá a incrementarse en 2014, “ajustado a la necesidad y a la posibilidad de la patria”.

Para bajar la inflación de 2013, que el gobierno atribuye a una guerra económica de “la derecha y la burguesía internacional”, el presidente venezolano recurrió a finales de ese año a una reducción obligatoria de los precios de los electrodomésticos, ropa, carros, muebles y juguetes, que el Banco Central de Venezuela (BCV) consideró como una medida “efectiva” para controlar el índice.

Analistas económicos atribuyen la elevada inflación venezolana al control de cambios y precios vigente desde 2003, y a la cotización oficial de 6,3 bolívares por dólar fijada por el gobierno, una tasa artificialmente baja que fomenta la importación, desalienta la producción local y genera un mercado negro en el que el dólar se cotiza a más de diez veces la tasa oficial.

Venezuela, país con las mayores reservas petroleras mundiales, experimentó en 2013 una fuerte desaceleración, con un crecimiento del PIB de 1,6%, por debajo del 3% proyectado.

El presupuesto de 2014, aprobado en diciembre por el Parlamento, estima que para ese año la inflación se ubique entre 26% y 28% con un crecimiento estimado de 4%.