16 de March de 2010 00:00

Lula aboga por la coexistencia de un estado palestino con Israel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Jerusalén, Ramala.

El presidente brasileño, Luiz Lula da Silva propuso ayer en Israel que su país participe en las negociaciones de paz en Oriente Medio. “Brasil quiere modestamente ayudar a obtener resultados diferentes”, dijo en el inicio de la primera visita de un Jefe de Estado de Brasil a Israel.

Lula dijo que es necesario que haya una “ampliación de los interlocutores” y sugirió un rol más destacado de la ONU, durante una intervención de 16 minutos ante el Knesset (Parlamento).

Poco después de la llegada a Tel Aviv, la delegación brasileña informó al Gobierno israelí que Lula no depositará una ofrenda floral al periodista austro-húngaro Theodor Herzl, considerado el fundador del movimiento sionista. En cambio, va hoy a Cisjordania donde será recibido por el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abas, en Belén. Recorrerá la Basílica de la Natividad, donde nació Jesús, según la tradición cristiana. Mañana irá a Ramalla y depositará una ofrenda floral en la tumba del líder palestino Yaser Arafat.

En su discurso de ayer cuestionó la instalación de 1 600 viviendas israelíes en Jerusalén Este, de mayoría árabe. Abogó por la “coexistencia necesaria de un Estado palestino con el Estado de Israel, soberano, seguro y pacífico”.

Mientras los palestinos descartan volver a las negociaciones con Israel mientras siga la colonización. El premier Benjamín Netanyahu afirmó que las construcciones judías en Jerusalén Este “seguirán adelante como ha sido de costumbre durante los últimos 42 años”. Jerusalén Este, ocupada por Israel desde 1967, es considerada como capital del futuro Estado palestino.

La semana pasada, el llamado ‘Cuarteto’ para el Medio Oriente, que incluye a Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y la ONU, condenó los planes de Israel de construir 1 600 viviendas en Jerusalén Oriental.

Lula, además, dijo que la Unión Europea debe mantener vínculos con el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, para mantenerlo bajo control, igual que él hace con Hugo Chávez. “No pueden dejar un loco suelto, tienen que ir allá (Irán) por lo menos una vez cada 4 meses... es lo que yo hago con (Hugo) Chávez, de vez en cuando voy para Venezuela”, según la versión del diario O Globo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)