22 de August de 2010 00:00

Irán desafía a EE.UU. y abre un reactor nuclear

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Bushehr, Irán.

Irán comenzó  a cargar combustible en su primera planta de energía nuclear. Un poderoso símbolo de su creciente influencia regional y de su rechazo a las sanciones internacionales diseñadas para evitar que desarrolle una bomba atómica.

La televisión estatal mostró imágenes en vivo del jefe nuclear iraní, Ali Akbar Salehi, y su homólogo ruso observando lo que parecía ser una barra de combustible suspendida desde el techo.

“Pese a todas las presiones, sanciones y limitaciones impuestas por naciones de Occidente, ahora estamos siendo testigos de la puesta en marcha del mayor símbolo de las actividades nucleares pacíficas de Irán”, afirmó Salehi.

Funcionarios iraníes dijeron que tomaría de dos a tres meses   que la planta comience a producir electricidad: 1 000 megavatios en  su total capacidad.

La construcción de dos reactores nucleares de agua presurizada comenzó en 1974, con la ayuda del contratista alemán Siemens y científicos franceses.

El reactor Bushehr I estaba 85% terminado y el  Bushehr II  parcialmente  antes de la revolución iraní en 1979. Con la caída del shá, el proyecto se detuvo.

El sitio resultó dañado durante la guerra   entre Irán e Iraq (1980- 1988), y el equipo fue saqueado. El proyecto se reactivó posteriormente  con ayuda rusa, pero la construcción sufrió repetidos retrasos atribuidos a Rusia por problemas de pago con Irán.

Expertos dicen que el activar la planta de USD 1 000 millones  no llevaría a Irán más cerca de armar una bomba nuclear, ya que Rusia suministrará el uranio enriquecido  y se llevaría el combustible gastado que podría ser utilizado en obtener plutonio para armas.

Estados Unidos criticó a Moscú por seguir adelante con el proyecto de Bushehr dada la persistente negativa  iraní a detener su programa nuclear. En junio, Rusia apoyó una cuarta ronda de sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y llamó a Irán a suspender sus labores de enriquecimiento de uranio, que según las sospechas de algunos países, podría llevar a la República islámica a obtener arsenal atómico.

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad prometió una “respuesta a escala planetaria” si su país es atacado, en una entrevista publicada ayer por el diario Al Sharq de Qatar. “Nuestras opciones no tendrán límites. Concernirán a todo el planeta”, advirtió.

Israel llamó  ayer a “reforzar la presión sobre Irán para impedirle que se dote de un armamento nuclear” tras la puesta en marcha de la central  para uso civil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)