9 de January de 2014 00:01

La inseguridad agobia a miles de venezolanos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Artistas de televisión y teatro dejaron ayer sus grabaciones y compromisos para exigirle al gobierno que actúe contra la delincuencia. Se trató de una manifestación de repudio al asesinato a tiros, en un asalto, de la exreina de belleza y actriz de telenovelas Mónica Spear.

El gremio expresó su indignación por lo ocurrido a la actriz y su pareja, el irlandés Thomas Henry Berry, con una concentración a las puertas de la Asamblea Nacional, en la que entregó un documento para exigirle al Gobierno que atienda la seguridad ciudadana.

Mientras, la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) dijo que el gobierno del presidente Nicolás Maduro debe revisar sus políticas de seguridad que "evidentemente no han dado resultados positivos".

Maduro reaccionó al crimen convocando a una reunión en la casa presidencial a un centenar de gobernadores y alcaldes, a la que asistió el líder opositor Henrique Capriles, quien, ante la alarma por la muerte de Spear, le propuso una lucha conjunta contra la delincuencia. Maduro y Capriles se dieron un estrechón de manos en el comienzo del encuentro, el primero de Capriles con el gobernante desde su elección en abril del año pasado.

En la cita de ayer, Maduro propuso un plan de pacificación de Venezuela para 2014 con el fin de hacer frente a los altos índices de criminalidad.

Lo hizo no sin antes reconocer que a finales del año pasado la violencia en Venezuela tuvo un "repunte peligroso".

La MUD dijo que el caso de Spear refleja la "desbordada criminalidad que cada día deja a decenas de familias enlutadas en el país". "Desde 1998 la tasa de asesinatos, al igual que la incidencia de los secuestros, robos y otros delitos graves, no ha dejado de aumentar en Venezuela", alertó.

El lunes, Spear pasó a ser un número en las cifras rojas de la violencia en el país, que son punto de discordia entre las autoridades e investigadores independientes. Spear, exMiss Venezuela en 2004, y su esposo, fueron atacados a tiros en un asalto, en una carretera oscura del centro del país. Una hija de la pareja resultó herida.

Ayer, el presidente Maduro dijo que el crimen de Spear "más bien parece un sicariato" e indicó que la Policía ya capturó a uno de los presuntos asesinos y "ya están identificados todos los involucrados".

Hace diez días se conocieron informes contradictorios entre las autoridades, que aseguran que la tasa de homicidios se redujo 30% en 2013, y una reconocida ONG, que contabiliza un incremento de 45% en los asesinatos en el mismo período.

Para finales del 2013, las ONG que trabajan el tema de la violencia dijeron que casi 25 000 personas murieron por hechos de violencia, incluyendo homicidios, durante los 12 meses. El sociólogo Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), señaló en su informe de fin de 2013 que la cifra fue menor a la proyección que hicieron para el año de 26 000, lo que atribuyó a efectos de la aplicación del plan Patria Segura que Maduro ordenó desde mayo de 2013.

El OVV dijo que en 2012 hubo más de 21 000 víctimas de la violencia. Las cifras siempre son rechazadas por el gobierno, que dejó de publicar los números de homicidios hace casi una década y la policía judicial cerró su oficina de prensa. Cuando Hugo Chávez llegó al poder en 1999, la cifra anual de homicidios era de 4 000. Y se calcula en 200 000 las víctimas mortales durante los 15 años de chavismo.

Población atrincherada

La inseguridad ha llevado a los venezolanos a atrincherarse en sus casas a la caída del sol, excepto un puñado de sectores donde permanecen restaurantes y cafés abiertos. "Ya ni salgo. Cuando tengo actividades nocturnas, prefiero acordar con dos o tres amigos (e) irnos en un solo carro", relató ayer la actriz Elba Escobar en la manifestación de repudio a la violencia.

Cerca de ella María Arteaga, de 41 años, admite tener "miedo de ir al banco, al restaurante, de salir de mi casa" por la frecuencia de los robos en la zona en que ella vive. Condominios con seguridad privada, autos blindados, la proliferación de armas -con o sin autorización de porte- escuelas de defensa personal o la costumbre de no detenerse en los semáforos por la noche son algunas de las herramientas a las que recurre la mayoría de venezolanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)