24 de January de 2014 15:34

Gobierno y oposición siria se reunirán por primera vez desde el 2011

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los representantes del gobierno sirio y de la oposición acordaron hoy, 24 de enero, mantener una conversación cara a cara este sábado en Ginebra, anunció el mediador de la ONU Lakhdar Brahimi, después de que el diálogo de paz estuviera a punto de fracasar.

"Nunca pensamos que iba a ser un proceso fácil", dijo el diplomático argelino, quien este viernes se reunió por separado con las delegaciones del gobierno y de la oposición.

"El gran objetivo de este proceso es salvar a Siria. Espero que las tres partes, el gobierno, la oposición y la ONU sean capaces de lograrlo", aseguró. El encuentro del sábado será el primero cara a cara entre el gobierno y la oposición en el exilio desde el comienzo del levantamiento contra el gobierno de Bashar al Assad en marzo de 2011.

"Nadie se retirará el sábado ni el domingo", indicó Brahimi. La delegación del gobierno de Siria había amenazado hoy con abandonar la conferencia de paz que se celebra en Ginebra si la oposición no se mostraba dispuesta a mantener conversaciones directas.

Los representantes de la oposición, en tanto, demandaban que los enviados del régimen de Al Assad reconocieran claramente el objetivo de las negociaciones. "La delegación del régimen debe asegurar por escrito que reconoce el documento Ginebra I, que es la base de estas negociaciones", indicó Burhan Ghaliun, miembro de la Coalición Nacional Siria.

En la conferencia sobre Siria celebrada en 2012 se acordó un alto el fuego y la formación de un gobierno de transición como paso previo a una solución definitiva al sangriento conflicto. Según Brahimi, la primera sesión de conversaciones del sábado en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra estará dedicada a "cuestiones de procedimiento" para garantizar que las negociaciones transcurran con "fluidez".

El ministro de Relaciones Exteriores sirio, Walid al Muallem, le dijo por la mañana a Brahimi que su delegación estaba lista para abandonar la conferencia si antes del sábado no se lograba "una reunión de trabajo que funcione", informó el Ministerio de Información sirio. Por la tarde, el enviado de la ONU se reunió en Ginebra con los representantes opositores.

"Nosotros no rechazamos sentarnos en un mismo espacio (con el otro lado)", indicó Abdulhamid Darwish, miembro de la delegación opositora. El gobierno sirio se niega a discutir una transición política en Siria y considera que el diálogo debe centrarse en cómo combatir el terrorismo.

La oposición, en cambio, quiere que las conversaciones giren en torno a un gobierno de transición e insiste en que el presidente Al Assad debe abandonar el poder. Las conversaciones de Ginebra II fueron pensadas para implementar el acuerdo previo alcanzado en 2012 sobre la creación de una transición política que ponga fin al conflicto, que ya lleva casi tres años y dejó más de 130 000 muertos.

El gobierno sirio dice que nunca estuvo de acuerdo con el comunicado de Ginebra I y considera que la salida de Al Assad del poder representa una "línea roja" que no se puede debatir. "Una de las tantas cosas que queremos lograr es aclarar las ambigüedades en torno a muchos de estos puntos", dijo Brahimi. El enviado de la ONU añadió que ambas partes discutirán la apertura de ciudades y poblados sitiados a lo largo del país para que pueda entregarse la ayuda humanitaria.

Además dijo que espera que ambas partes hagan "diversas concesiones a medida que pasan los días". El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, consideró en tanto que los combates en Siria no cesarán hasta que el presidente Al Assad se marche. "Por las cosas que ha hecho, por las 130 000 personas que han sido asesinadas, la oposición no dejará jamás de luchar mientras él siga ahí", dijo Kerry en el Foro Económico Mundial que se celebra en la localidad suiza de Davos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)