24 de December de 2010 00:00

El Gobierno venezolano reprime las protestas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Caracas.

Heridas con disparos de perdigones, dos estudiantes detenidos y decenas de personas afectadas por gases lacrimógenos fue el saldo que dejó la intensa protesta de estudiantes y profesores contra la nueva Ley de Educación Superior, la cual fue reprimida por la Policía y la Guardia Nacional.

Con estupor e indignación reaccionaron miles de venezolanos este jueves en la mañana al enterarse de que la Asamblea Nacional aprobó sin consulta ni debate el polémico proyecto.Este se convirtió en Ley a las 03:00, con la anuencia somnolienta de la mayoría chavecista, que votaba automáticamente a favor de los artículos a pesar de las quejas (al final exhaustas) de los pocos diputados opositores que tiene el Parlamento actual.

La Asamblea Nacional cesa en funciones el 4 de enero, y durante los últimas dos semanas ha aprobado nueve leyes por vía expresa, leyes que al nuevo Parlamento (con más de un tercio de oposición) le hubiera costado mucho aprobar.

Al cumplirse la formalidad de su promulgación, teóricamente la gestión de toda la estructura y programación universitaria será regida por el gobierno de Chávez a través del Ministerio de Educación Superior. La nueva ley desaparece todas las formas de cogobierno universitario, elimina las pruebas internas para el acceso a las universidades y define, entre otras, a la educación superior como “un proceso de construcción de hegemonía cultural para la superación de la sociedad capitalista”.

En ese mismo orden, desaparece la definición de “profesor universitario”, que ahora se llamará “trabajador académico” y las instituciones universitarias deberán “impulsar y consolidar las nuevas relaciones sociales de producción, en el marco de la Patria Socialista Bolivariana”.

La ley además establece que el Gobierno central podrá crear y cerrar sedes universitarias.

La rectora de la Universidad Central de Venezuela (la más grande del país), Cecilia García, ratificó que el proyecto de ley no fue consultado y aseguró que por encima de cualquier normativa está la Constitución que consagra la autonomía universitaria.

Deploró que la Asamblea Nacional no haya siquiera recibido las propuestas hechas por rectores y profesores y en cambio la respuesta sea la violencia. “Así cualquiera tiene la mayoría, con un piquete de la Guardia, con esa represión”.

También las autoridades de las otras dos principales universidades del país (La Universidad de Zulia y la Universidad de Los Andes) emitieron sendos comunicados rechazando la nueva ley.

Queda por ver cómo piensa articular el Gobierno la aplicación de la Ley ante la protesta convertida en consigna, voceada abiertamente ayer por cientos de estudiantes y profesores: “No acatamos tu ley”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)