11 de April de 2014 20:40

Gobierno venezolano descarta pacto con oposición sobre protestas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, dijo hoy, viernes 11 de abril de 2014,  que "no hay manera" que la revolución bolivariana firme un pacto con la oposición, un día después que el gobierno y dirigentes opositores iniciaran una mesa de diálogo para acabar con las protestas, que en dos meses han dejado muertos y heridos.

"No vamos a pactar, no hay manera de que la revolución pacte, lo que sí podemos hacer es identificar problemas y tratar de solucionarlos en conjunto", señaló Arreaza luego de sostener una reunión con alcaldes y gobernadores regionales de la oposición.

Agregó que el gobierno busca una "agenda de trabajo para el país", pero descartó cualquier pacto para superar la crisis política.

"Lo que sí podemos es determinar problemas y atacarlos en conjunto, niveles de gobierno que se articulan y que hacen algo para el pueblo, para que tenga más acceso a su felicidad social", aseveró. Las conversaciones que comenzaron el jueves con un largo encuentro en la casa de gobierno no concretaron acuerdos para detener las protestas y, al contrario, el presidente Nicolás Maduro reiteró que no se trata de una negociación sino un "diálogo" sobre temas nacionales.

En la reunión no participaron los estudiantes universitarios que han encabezado las protestas, señalando que tienen una agenda independiente de la oposición política. Las pláticas tienen como facilitadores a una representación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el nuncio apostólico, Aldo Giordano. Arreaza dijo en la reunión con alcaldes y gobernadores de oposición que ellos podrán plantear sus propuestas al gobierno central.

Indicó que las próximas conversaciones estarán dirigidas a "la paz, la lucha contra la criminalidad, contra las bandas y las mafias vinculadas con el narcotráfico, contra los paramilitares y la delincuencia común". "Por nuestra parte, haremos todos los esfuerzos necesarios con amplitud, firmeza y paciencia para hacer del diálogo un camino permanente. Tenemos diferencias, hay quienes interpretan las Constitución de una manera y nosotros de otra", aseveró.

El gobernador del estado central de Miranda y líder de la oposición, Henrique Capriles, dijo tras la reunión que los resultados del diálogo dependen del gobierno, que es quien tiene la capacidad de tomar decisiones.

"Ayer fuimos a decir la verdad, pero hay muchos temas que no se pudieron tocar por el tiempo. A los cancilleres les dijimos: Si ustedes creen que el modelo de este gobierno es tan bueno, ¿por qué no se aplica en otros países?", dijo al referirse a los cancilleres de Brasil, Luiz Figueiredo; de Colombia, María Ángela Holguín, y de Ecuador, Ricardo Patiño, quienes actuaron como facilitadores.

Capriles exhortó al gobierno a liberar a los estudiantes detenidos durante las protestas, a dos alcaldes enjuiciados por las manifestaciones y al dirigente opositor Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular. "

Ellos (gobierno) hablan de respeto, pero ¿acaso respetaron la voluntad del pueblo a destituir a los alcaldes electos?", preguntó sobre los destituidos alcaldes de San Cristóbal, Daniel Ceballaos, y de San Diego, Enzo Scarano. En la jornada, el presidente de la Asamblea Nacional (Congreso) y dirigente de partido oficial, Diosdado Cabello, dijo que la oposición ha llamado a la violencia para derrocar a Maduro y la instó a entender que "la vía en democracia para que un presidente se vaya son los votos".

Afirmó que "cuatro burguesitos" no podrán derrocar al gobierno que "es democrático, electo por la mayoría del pueblo y vamos a defender al presidente constitucional". "Nosotros sabemos quienes son (los dirigentes de oposición) y estamos conscientes. No hay pacto en esa mesa de diálogo. Diálogo sí, vamos a hablar con quien tengamos que hablar para hacer el debate donde sea, con quien sea y a la hora que sea; sin show", dijo en una reunión del Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV).

A su vez, el dirigente opositor y alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, defendió su decisión de no asistir al diálogo con el gobierno. "Maduro habla de diálogo, mientras acaba con la educación libre, liquida la autonomía municipal y desmantela (la empresa petrolera) PDVSA. Los venezolanos no murieron para que vayamos a legitimar a Maduro. Diálogo en la calle, diálogo con el pueblo.

Más de 40 muertos no valen una cadena nacional de radio y televisión", dijo en una rueda de prensa. Ledezma insistió en que el gobierno debe liberar a los detenidos durante las protestas, cesar la represión y desarmar a los grupos radicales afines al oficialismo. Estas exigencias fueron planteadas en el diálogo a Maduro, quien las rechazó alegando que "debe haber justicia" por las víctimas en las protestas, que llegaron a 41 muertos y más de 600 heridos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)