7 de February de 2014 09:41

Gobierno argentino denuncia linchamiento mediático a vicepresidente Boudou

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, denunció hoy, viernes 7 de febrero de 2014,  que el vicepresidente Amado Boudou es sometido "a una sistemática persecución y linchamiento mediático" por estar siendo investigado en la causa por el levantamiento de la quiebra de la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica.

Capitanich instó a "garantizar el debido proceso" y el "principio de presunción de inocencia". "No me cabe la menor duda que la defensa será ejercida eficazmente por parte del vicepresidente", declaró el jefe de ministros.

"Observamos claramente que el Poder Judicial actúa en forma independiente en la Argentina, que existe un principio esencial de todo Estado de Derecho que es el principio de presunción de inocencia", señaló.

"Advertimos que ha habido una sistemática persecución y linchamiento mediático a partir del adelantamiento de información respecto a las medidas del fiscal actuante. Creemos que es necesario cumplir con los plazos procesales para garantizar el debido proceso", reclamó Capitanich.

El Jefe de Gabinete desestimó asimismo los pedidos de renuncia de Boudou presentados por algunos sectores de la oposición. "¿Qué hubiese pasado si nuestros dirigentes o del gobierno hubiéramos hecho lo mismo respecto al jefe de la ciudad autónoma de Buenos Aires frente a una situación similar y nadie salió a pedir la renuncia? Se debe respetar el debido proceso y el derecho a la defensa", respondió.

El fiscal federal Jorge Di Lello solicitó este jueves la citación a declaración indagatoria del vicepresidente argentino como imputado en la causa que investiga el rescate de la quiebra de la imprenta.

También solicitó al juez a cargo de la causa, Ariel Lijo, la indagatoria al titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray; el titular de la firma The Old Fund y presunto testaferro de Boudou Alejandro Vandenbroele, que se hizo posteriormente cargo de la imprenta; José María Núñez Carmona, socio de Boudou; Nicolás Ciccone, el fundador de la empresa, y otras seis personas.

El fiscal pidió las indagatorias de Boudou y Echegaray por supuestas "negociaciones incompatibles" con sus cargos de funcionarios. Se investiga si Boudou se habría interesado indebidamente en el trámite del levantamiento de la quiebra de Ciccone Calcográfica cuando ejercía como ministro de Economía.

La empresa quedó en manos luego de The Old Fund, presidida por el empresario sospechoso de ser el presunto testaferro del vicepresidente, y recibió contratos del Estado para imprimir nuevos billetes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)