11 de March de 2014 16:10

El gabinete de Bachelet, una mezcla de jóvenes figuras y pesos pesados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, tomó hoy, 11 de marzo, juramento a los ministros de su gobierno, entre los cuales hay jóvenes figuras que han tenido poca presencia pública hasta ahora y "pesos pesado" en carteras clave como Educación, Relaciones Exteriores y Energía.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñalillo, de 39 años, pasó de asesor de mayor confianza de Bachelet a ser el jefe político de su gobierno.
Peñalillo ha estado ligado a buena parte de los nombramientos ministeriales, inclusive los fallidos.

A fines de enero, cuando Bachelet, como presidenta electa, designó a 32 subsecretarios en los diversos ministerios que conforman su gabinete, se produjo casi de inmediato una andana de críticas hacia algunos de ellos por muy diversas razones y tres de los designados desistieron de asumir su cargo.

Pero el caso más controvertido fue el de Carolina Echeverría, quien había sido nombrada subsecretaria de las Fuerzas Armadas.

Echeverría sufrió duras críticas de parte de organizaciones de derechos humanos, debido a que su padre, un militar retirado, ha sido denunciado por torturas a prisioneros durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Bachelet defendió hasta último momento su nombramiento, pero finalmente Echeverría declinó este sábado asumir el cargo y en su reemplazo fue puesto el exdiplomático Gabriel Gaspar.

Para tareas altamente complejas, como la reforma a la educación que es un eje central del programa de Bachelet, la presidenta puso a cargo de esa cartera al exministro de Hacienda Nicolás Eyzaguirre, un experimentado economista que hasta hace poco tiempo se desempeñó en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Eyzaguirre es un hábil artífice del equilibrio en las finanzas públicas y deberá manejar los recursos que se recauden a partir de un alza a los impuestos a las empresas para hacer realidad la promesa de educación gratuita y de calidad.

A la cabeza de la Cancillería también está un político de vasta experiencia en relaciones internacionales, Heraldo Muñoz, quien tendrá como misión fundamental fortalecer los lazos de Chile con sus vecinos, particularmente aquellos que fueron dejados más de lado durante el gobierno de Sebastián Piñera, como Brasil y Argentina.

En el área energética, uno de los grandes dolores de cabeza que hereda Bachelet, debido al estancamiento de proyectos e inversiones que amenazan con dejar a "oscuras" al país en poco años si no se toman cartas en el asunto, la labor estará a cargo del empresario Máximo Pacheco.

Tras estar a la cabeza de una de las presidencias regionales de International Paper, Pacheco volvió hace algunos meses a Chile para apoyar a Bachelet e integrarse a su gobierno.

Y las finanzas públicas, que Chile en las últimas décadas ha manejado con rigor, estarán a cargo del economista Alberto Arenas, conocedor del área, ya que en el primer mandato de la presidenta ejerció como director de Presupuesto.

Todos ellos se vislumbran como la primera línea de ministros del nuevo gobierno, a los que se suman el portavoz, Álvaro Elizalde, y la ministra secretaria general de la presidencia, la exsenadora Ximena Rincón, encargada de la relación legislativa con el Congreso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)