9 de March de 2014 16:16

Familiares esperan con incertidumbre noticias del vuelo MH370

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La escena es horrorosa: un avión desaparecido desde hace más de un día y familiares y amigos de los pasajeros que esperan noticias desde entonces, presas de la incertidumbre.

En Pekín, una mujer se derrumba en una habitación de hotel. Allí esperan noticias los allegados de los pasajeros del vuelo MH370 procedente de Kuala Lumpur.

En realidad, tenían que haberles abrazado el sábado (8 de marzo de 2014) por la mañana a su llegada a la capital china. Pero el avión de Malaysia Airlines desapareció cerca de Vietnam y no se ha vuelto a tener noticia de él.

Así que familias y amigos se agarran ahora a cualquier esperanza de que sus seres queridos puedan seguir con vida. "Mi hijo acaba de cumplir 40 años, habría querido morir en su lugar", explicaba una mujer mayor pocas horas después del momento en que el avión debía haber aterrizado. Un día después todavía no sabe que pasó con su hijo.

Muchas de las personas congregadas en el aeropuerto de Pekín sólo miran silenciosos al suelo. Otros no apartan la vista de sus smartphones, intentando encontrar alguna noticia.

China se prepara para una tragedia nacional. Más de 150 de las 239 personas que viajaban en el Boeing 777-200 desaparecido eran chinos. Según la prensa, a bordo del avión viajaba un grupo de artistas chinos y sus familias: 29 personas que volvían a casa tras una exposición en Kuala Lumpur.

Lo único que hay hasta ahora son especulaciones sobre lo que podría haberle ocurrido al avión. Los investigadores no descartan ninguna hipótesis. Tampoco la de un atentado terrorista, sobre todo desde que se confirmase que dos de los pasajeros viajaban con pasaportes robados a europeos.

En la página de Facebook de Malaysia Airlines los usuarios se quejan de comentarios y rumores insensibles sobre un supuesto aterrizaje en el sur de China. "Tres de mis familiares iban a bordo y ese tipo de comentarios sin confirmar provocan una montaña rusa emocional", escribe Sue Yussoff.

La incertidumbre supone una prueba para los nervios de los afectados. Muchos familiares se quejan furiosos de que ningún representante de la compañía se haya presentado ante ellos.

Tras las protestas, Malaysia Airlines anunció la creación de un grupo de expertos "que ayudarán en Pekín". Son casi un centenar de personas que se están desplazando a la capital china para mostrar presencia y limitar el impacto en los afectados.

Los primeros enviados, entre los que hay psicólogos, llegan vestidos con chalecos azules en los que puede leerse 'Equipo especial de asistencia'. "La gente está como es de esperar en estas circunstacias", explica uno de los miembros del equipo, mientras se apresura a volver a la sala habilitada para las familias.

En tanto, la aerolínea prepara aviones para poder trasladar a Malasia a los familiares chinos que así lo deseen. "Los familiares que quieran podrán viajar pronto", anuncia un portavoz de la compañía. Podrán viajar hasta cinco familiares por cada pasajero, los primeros mañana mismo.

El viaje a Malasia no les sacará de la incertidumbre, pero al menos dejarán de estar sentados sin hacer nada en una habitación de hotel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)