13 de February de 2014 00:01

Emergencias por vientos feroces y tormentas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde Bolivia, Uruguay, Argentina y Brasil hasta Gran Bretaña, España, Corea del Sur y Estados Unidos. El mal tiempo, acompañado de inundaciones, deslaves, tormentas de nieve, vientos y fríos extremos, obliga a los gobiernos a emprender medidas de emergencia.

En el Reino Unido, al menos 6 000 viviendas quedaron bajo las aguas, el servicio de transporte se vio severamente afectado y las pérdidas ya superan los cientos de millones de dólares, tras las peores inundaciones en Inglaterra y Gales en 30 años. La movilización general contra las inundaciones empezó a verse ayer, lo que no salvó de las críticas al primer ministro David Cameron por la tardanza en el invierno más lluvioso que se recuerda.

El suroeste de Inglaterra está anegado desde que se inició el año, el frente de las inundaciones avanza hasta las puertas de Londres y las previsiones -más lluvias y vientos de hasta 160 km/h- hacen pensar que la situación empeorará.

En Estados Unidos, las compañías aéreas cancelaron ayer 2 500 vuelos en el sur, donde se acercaba una fuerte tormenta invernal, en particular en el área de Atlanta, que hace prever consecuencias "catastróficas", según fuentes locales.

Peligrosas tormentas de nieve y lluvias heladas comenzaron a azotar zonas del sur durante la madrugada de ayer y se espera que continúen el jueves, dijeron meteorólogos.

En Bolivia, mientras tanto, el departamento amazónico de Beni, con fuerte vocación ganadera y un territorio similar en extensión al del Reino Unido, pidió ser declarado zona de desastre ante las inundaciones.

Varias ciudades y poblados de Beni, como Trinidad, Rurrenabaque, Reyes y San Borja, son las más afectadas por las lluvias que han dejado en todo el país 42 muertos y 50 000 familias damnificadas.

La época de lluvias que comenzó en diciembre destrozó al menos la mitad de las carreteras del este y oeste de Bolivia, anunció ayer la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC). El desbordamiento de ríos destrozó varias plataformas en la región amazónica que incluye a los departamentos de Beni, Pando y norte de La Paz, la capital.

42 muertos y 50 000 familias damnificadas han provocado las lluvias en Bolivia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)