24 de May de 2012 12:45

Ecuador plantea a la Unión Europea la eliminación recíproca de visados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ecuador pidió hoy a la Unión Europea (UE) eliminar el requisito recíproco de visado, al considerar que la prosperidad ecuatoriana ha aumentado en los últimos años y alienta el retorno de emigrantes ecuatorianos a su país. Asimismo, los europeos cada vez viajan más a países fuera de la UE para huir de la crisis económica europea.

"Muchos ecuatorianos retornan a Ecuador porque ha aumentado la estabilidad política en el paÍs en los últimos años, mientras que en Europa hay una profunda crisis económica", explicó a Efe el embajador de Ecuador en Bruselas, Fernando Yépez Lasso.

El diplomático ecuatoriano formuló esta petición en la sexta reunión de alto nivel sobre migraciones que celebraron hoy los países de la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) en la capital europea.

El objetivo de Ecuador es lograr el estatus que tenía antes de 2003, cuando fue incluido por la UE en la lista de países a los que requiere un visado para entrar en alguno de sus 27 Estados miembros.

Yépez Lasso abogó por empezar eliminando los visados para turistas (un máximo de 90 dÍas), y continuar facilitando progresivamente los visados de trabajo o de estudiante.

"Nosotros aspiramos a la eliminación general, es decir, volver a la situación anterior a 2003", cuando los ciudadanos ecuatorianos no estaban sometidos a la obligación de visado para cruzar las fronteras exteriores de la UE si su estancia no superaba los tres meses, dijo.

El embajador recordó que la crisis política y económica que sufrió Ecuador en 1999 motivó una intensa ola migratoria, que por primera vez fue más fuerte hacia los países de la Unión Europea, fundamentalmente a España, que a Estados Unidos.

En ese periodo, en España se instaló un millón de ecuatorianos, según cálculos de Yépez, y también hubo grandes comunidades ecuatorianas en Italia, Francia, Reino Unido y los estados del Benelux.

En su opinión, esa tendencia se ha ido invirtiendo desde la llegada al poder en 2006 del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, un tiempo en el que el país ha aprobado una nueva Constitución, se ha logrado un crecimiento económico que hoy se acerca al 8 % de su PIB, se ha reducido en 9 puntos el Índice de pobreza y se ha impulsado mayor cohesión social, resumió.

"Muchos ecuatorianos retornan. Hay un entorno económico, social y político mejor", indicó, una situación que se contrapone a la "profunda crisis" económica que sigue afectando a Europa desde 2008, y particularmente a España.

Así, destacó que los ciudadanos españoles "también están llegando" para esquivar la crisis en su país, y subrayó que Ecuador es el estado latinoamericano que más inmigrantes de esa nacionalidad recibe, por delante de Venezuela y Argentina. "Ya no hay una corriente migratoria ecuatoriana", enfatizó.

El diplomático ecuatoriano dejó claro que Ecuador siempre ha "recibido bien a los migrantes de cualquier parte del mundo".

"No tenemos nada más cercano ni más importante en las relaciones que la migración, que es sinónimo de paz, cooperación, integración y, sobre todo, de pleno respeto a los derechos humanos", indicó, y comentó que Ecuador, que tiene "tradición" de país receptor, "no hace distinción alguna entre ciudadanos nacionales o extranjeros, no hay ciudadanos ilegales, todos tienen los mismos derechos".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)