22 de November de 2013 19:08

El dispositivo Odón, una apuesta para pasar el rato que acabó salvando vidas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una apuesta para sacar un corcho del interior de una botella puede terminar en un nuevo invento que salve vidas. Ese fue el caso del mecánico argentino Jorge Odón, quien hoy presentó en Washington su novedoso dispositivo para facilitar el parto.

Odón vio a dos de sus empleados apostando si podrían o no sacar un corcho de una botella, y tras mucho pensar en el cómo, halló el modo, el mismo que serviría después para facilitar alumbramientos.

"Al día siguiente me levanté y se me ocurrió y se lo conté a mi mujer" que no daba crédito, relata a Efe Odón después de presentar el dispositivo que lleva su nombre en "Demand Solutions", un ciclo de conferencias auspiciado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que estos días reúne a algunas de las mentes más brillantes del mundo en Washington.

Este mecánico argentino concluyó que al introducir una bolsa dentro de la botella e hincharla, la bolsa ejercería la presión suficiente como para al sacarla arrastrar el corcho hacia el exterior, algo que inmediatamente relacionó con las dificultades en el parto.

Podría crear una bolsa que al ser introducida en el cuerpo de la madre se inflase y pudiese crear campo de tracción y ayudar a sacar la cabeza del bebé.

Lo que comenzó como una idea nacida de un rato de ocio, hoy toma forma con el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Fue una apuesta entre amigos, y ahora me parece mentira lo que me está pasando", asegura Odón, que confiesa que cada vez que se le pregunta qué siente al saber que su invento salvará miles de vidas, se emociona.

Mario Merialdi, coordinador para la Salud Materna de la OMS, iba a concederle 15 minutos para explicarle su idea, pero acabaron charlando más de dos horas, hasta que el propio Merialdi se aseguró de que la OMS podría financiar el proyecto.

"A los 20 días ya viajé a Estados Unidos para probarlo en robots que simulan un parto, (..) y los médicos que lo analizaron determinaron que las ventajas eran muchas: reducía el uso de forceps, de la vacuum (o ventosa), las cesáreas", agrega Odón.

Tras los estudios, Odón y su equipo ya han asistido 30 partos en mujeres con dificultades para dar a luz, y su dispositivo ayudó a salvar las vidas de todos esos bebés.

Esas madres, según explica, aceptaron que se probase con ellas "simplemente para que la ciencia avance. Y me emociona decirlo", agrega.

El dispositivo Odón ha pasado ahora a manos del laboratorio Becton, Dickinson and Company, quien lo fabricará para comenzar su distribución auspiciada por la OMS, que pretende trasladarlo a países donde puede hacer una gran labor.

El argentino explica que su invento es el único de los que hasta ahora existen que no crea riesgos de provocar heridas o laceraciones, por lo que en países donde no se controlan enfermedades como el VIH su papel será fundamental.

"Lo que es más importante para mí, más que seguramente ganar dinero con el tiempo, es que el laboratorio está de mano de la OMS para apuntar a los países que más lo necesitan, para que sea de bajo costo. Eso es una satisfacción doble o triple, o no tiene medida", insiste.

"Porque llegar a esos países donde tanto se necesita, para mí, es un sueño completo", finaliza.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)