14 de January de 2014 09:08

Los diarios de los británicos de la Primera Guerra Mundial disponibles en línea

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1

Gran Bretaña está reclutando a historiadores aficionados para leer más de 1,5 millones de páginas de los diarios de sus oficiales en la Primera Guerra Mundial, disponibles desde el martes en Internet, 100 años después del conflicto.

Los diarios cubren la totalidad del conflicto (1914-18) y constituyen el registro oficial de la guerra, pero están salpicados de comentarios personales.

"Nunca pasé, e imagino que nunca pasaré, 48 horas tan horribles y descorazonadoras como las últimas", escribió el capitán James Patterson desde las trincheras en Francia el 16 de setiembre de 1914.

"Multitud de alemanes en una cima, más bien amontonados. Nuestros cañones les disparan desde 1 800 yardas (1,5 km), y la vista a través de los prismáticos es espantosa. Montones de alemanes saltando en pedazos".

Las páginas amarillentas del diario de Patterson forman parte de las primeras 2 000 -de 1,5 millones- publicadas este martes en internet por los Archivos Nacionales de Gran Bretaña.

"Mucha gente cree que el diario de guerra de una unidad menciona sólo lugares, fechas y actividades, pero hay muchas otras historias", explicó William Spencer, el principal experto militar de los Archivox nacionales.

"Al digitalizarlos, no sólo los conservamos para futuras generaciones, además los hacemos disponibles en un formato nuevo".

Archivos nacionales buscan voluntarios que les ayuden a catalogar el material como parte de la "Operacion diarios de guerra" una iniciativa conjunta con el Museo de la Guerra Imperial y Zooniverse, un proyecto científico ciudadano.

Los miembros podrán etiquetar detalles clave mencionados en los diarios -como nombres, lugares y fechas- con el objetivo de facilitar las búsquedas.

Los organizadores dicen que el trabajo de estos "ciudadanos historiadores" es crucial, porque muchos otros registros de guerra resultaron destruidos en los bombardeos del siguiente gran conflicto, la Segunda Guerra Mundial (1939-45).

"Uno puede facilmente matar a sus propios hombres"

El diario escrito a maquina de Patterson, que registra los movimientos del Primer batallón fronterizo Gales Sur, llega a su fin el 25 de octubre de 1914, cuando murió tres meses después de iniciada la guerra.

Su diario hablaba de escenas "indescriptibles". "Pobres tipos yacen muertos por todas partes". "En todos los lados los mismos signos duros, tristes e inmisericordes de la batalla y la guerra".

Patterson describe el miedo a disparar de noche: "Uno puede fácilmente matar a sus propios hombres, y por las heridas que he visto, estoy seguro de que algunos fueron alcanzados así".

Los diarios describen momentos menos graves, como los partidos de rugby. "Un partido más bien trabado, acabó en empate", dice de uno de los encuentros.

En otro momento, describe las hazañas del reverendo Tron, capellán de varios batallones, logrando (por la fuerza) la rendición de unos alemanes. "El padre (...) golpeó a los alemanes en la cara hasta que no pudieron más", escribió.

Luke Smith, del Museo de la Guerra Imperial, explicó que el trabajo de los voluntarios ayudará a reconstruir la historia del reverendo y la de otros miles que participaron en la guerra.

"Trabajando con los historiadores aficoonados daremos con todas las referencias al padre Tron, y al otro medio millón de personas nombradas en los diarios", explicó. "Descubrirermos la historia del frente occidental con un nivel de detalles sin precedentes", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)