14 de July de 2010 00:00

7 cubanos liberados ya están en España

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Roxana Cazco

Muy cansados, con el peso de tantas horas sin dormir. Así llegaron los siete disidentes cubanos al aeropuerto madrileño de Barajas ayer entre las 13:00 y 14:00. Lo hicieron en dos vuelos comerciales. Arribaron acompañados de sus familias, unas 33 personas más.En España la noticia se manejó sin muchos anuncios. La representación en la Península de las Damas de Blanco y la escritora Zoe Valdés se movían entre las terminales 1 y 4 sin saber bien a dónde llegar. “No nos han informado nada”, se lamentaba Blanca Reyes, presidenta de las Damas de Blanco y esposa del disidente cubano Raúl Rivero, ambos residen en España.

Los excarcelados fueron agrupados en la terminal 4 para ofrecer una rueda de prensa. Se anticipó a los periodistas que se aceptarían solo dos preguntas. Los disidentes insistieron en calificar de “acompañamiento” la labor del Gobierno español en el proceso de liberación promovido por la Iglesia Católica cubana.

“El exilio para nosotros es la prolongación de la lucha”, dijo Ricardo González, uno de los presos de conciencia de aquel 2003, llamado Primavera Negra. Le arrestaron mientras se desempeñaba como corresponsal de Reporteros sin Fronteras y le condenaron a 20 años de cárcel. El resto de este primer grupo de disidentes que decidieron venir a España son Pablo Pacheco Ávila, Omar Ruiz Hernández, Antonio Villarreal Acosta, Julio César Gálvez Rodríguez, José Luis García Paneque y Lester González Pentón.

“La palabra cambio empieza por la libertad, no solo de nuestros compañeros, sino de todos los cubanos piensen como piensen... Cuba merece la democracia, en donde participen todas las tendencias. Esa es nuestra esperanza”, añadió González.

Siete años en cautiverio. Pertenecen a los 75 presos de conciencia capturados en marzo de 2003. Veinte de ellos, incluidos los que arribaron ayer, han decidido trasladarse a España para residir, otros seis se quedarán en la isla. Hoy y mañana llegarán a Madrid cuatro más: Omar Rodríguez, Normando Hernández, Luis Milán y Mijail Bárzaga.

El Movimiento Popular Cubano cifra en 400 los presos de conciencia sin tomar en cuenta los hospitalizados.

El Gobierno español informó que los disidentes no tienen el estatus de refugiados o asilados políticos. Aunque se les otorgará protección subsidiaria y se les ayudará en darles lo “necesario para su integración en la sociedad española”, señaló el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de la Iglesia. “Yo no sé si ellos están al tanto de que no vienen como refugiados. Acá serán unos inmigrantes más”, señaló Zoe Valdés, para quien las palabras de los disidentes han sido “el discurso diplomático de una rueda de prensa, era lo que tenían que decir”.

Empero, frente a la pregunta de si se sienten manipulados por el gobierno cubano, González lo descartó. “No fuimos manipulados porque cada cual tomó el camino que creyó conveniente, unos quedarse en la isla, otros emigrar”. Valdés, que “escapó de la isla” hace 16 años y que reside en Francia, discrepa. “Es un gran momento, pero a la vez un momento de dolor y tristeza porque han tenido que salir al destierro, de la cárcel al avión”.

Ella se muestra escéptica sobre el real significado de las excarcelaciones, al igual que otros miembros de la disidencia cubana en Europa. “Esto no significa ningún cambio en la política cubana. Esto ha venido ocurriendo durante décadas. Él (Fidel Castro) cada vez que puede se deshace de los presos políticos y los bota al exterior. Siempre a cambio de algo”, sostiene Valdés.

Ese algo es lograr que se retire la posición común europea hacia Cuba, el caballo de batalla del canciller español, Miguel Ángel Moratinos. “Y que venga el dinero del extranjero”, añade Orlando Fondevila, de la Fundación Hispano-Cubana, porque, explica Blanca Reyes, presidenta de las Damas de Blanco en España, “el Gobierno cubano está en una crisis económica extrema”.

“Todo esto es una mezcla de alegría y dolor porque para vivir en libertad hay que salir del país de uno. Uno extraña su país aunque en España me sienta como en casa. Mi casa es Cuba, es La Habana”, concluye Reyes.

Para Francisco Bacallao, secretario del Movimiento Popular, este gesto no soluciona el problema de su país. “La mayor inversión en Cuba es española, francesa, alemana y lo que se persigue es mantener esas inversiones para que los EE.UU. no las tomen. Es un tema meramente económico”.

Léster González

Condena: 20 años

Tiene 33 años y empezó en 1998 en grupos disidentes. Panadero. Colaboraba con sitios opositores de prensa.

Pablo Pacheco

Condena: 20 años

Periodista, 40 años, trabajó en una coop. ilegal de prensa. Encarcelado en los 90 por propaganda enemiga.

Julio César Gálvez

Condena: 15 años

Periodista, 65 años. Expulsado de una radio estatal por colaborar con medios opositores y extranjeros.

Ricardo González

Condena: 20 años

Periodista, 60 años, corresponsal de Reporteros sin Fronteras, líder de una sociedad de prensa independiente.

Antonio Villarreal

Condena: 15 años

Economista, 59 años, activo opositor desde 1992, miembro del ilegal Movimiento Cristiano Liberación (MCL).

José Luis García

Condena: 24 años

Médico, 45 años, colaborador de una agencia de prensa opositora. Nació en Las Tunas. Padre de 4 hijos.

Omar Ruiz

Condena: 18 años

Contador, 62 años, disidente desde 1990. Trabajó como periodista para una agencia opositora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)