26 de April de 2010 00:00

Concepción se desplazará 12 m por el sismo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Mundo.

Un desplazamiento de hasta 12 metros hacia el océano Pacífico sufrirá la ciudad de Concepción, epicentro del terremoto que azotó Chile el 27 de febrero.

Hemos detectado movimientos de tres a cuatro cm diarios en la zona de Concepción y Cobquecura, lo que se traduce en cerca de un metro al mes”, dijo al diario La Tercera de Santiago el coronel Juan Vidal, director del Instituto Geográfico Militar.

En Santiago, donde el sismo la desplazó en 27 cm, se espera que a final de año se haya movido un metro hacia el Pacífico.

Concepción ya se había desplazado tres metros hacia el suroeste como efecto directo del terremoto.

La Tercera, en su edición impresa de ayer, agrega que un mes después del megasismo, la placa Sudamericana se desplazó otro metro en la misma zona y hacia la misma dirección.

Y lo sigue haciendo. ¿Cómo? Todo es parte del llamado movimiento postsísmico.

Vidal explicó que la magnitud del terremoto que abarcó la zona centro-sur de Chile provocó desplazamientos que cambiarán la forma costera del país.

El movimiento, además, fue inusual, ya que en vez de seguir su dirección normal hacia África, ahora se está alejando de ese continente, afectando no solo los planos cartográficos.

“En las zonas afectadas deberán reconsiderarse los planos reguladores, las concesiones mineras y por supuesto la ubicación geodésica y los mapas más especializados”, indicó Vidal.

La Tercera señaló que independiente de si hay o no grandes fenómenos telúricos, el continente sudamericano está en constante movimiento. Se estima que se mueve de tres a cuatro cm al año en dirección noreste, es decir, hacia África.

Sin embargo, el desplazamiento cosísmico -el que se produce por efecto del terremoto- hizo que la parte afectada de la Placa Continental se moviera en dirección suroeste, totalmente opuesto al movimiento considerado como normal.

Si bien estos desplazamientos serán imperceptibles al ojo humano, sí tendrán implicaciones tanto legales como para la cartografía. “En las zonas afectadas deberán reconsiderarse los planos reguladores, las concesiones mineras y por supuesto la ubicación geodésica y los mapas más especializados”, indicó Vidal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)