16 de May de 2010 00:00

El club de los 27

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alegría Ortiz Redacción Siete Días

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El número 27 puede significar muchas cosas. En el mundo del rock n’ roll tiene un significado muy especial. Es la edad a la que murieron grandes íconos de este género. Roqueros que, en el pico de su popularidad, pasaron a la otra vida. A ellos se los conoce como el Club de los 27.

Si bien existen varios artistas que conforman este grupo, como el cantante de blues Robert Johnson, Dave Alexander, de The Stooges, y Ron McKernan, de The grateful dead, clásicamente se hace alusión a cinco músicos en particular: Brian Jones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison y Kurt Cobain.

La década de los 60 marcó el inicio del Club de los 27. El ritmo de vida frenética, los excesos, la fama y las drogas fueron causas de estas muertes tempranas.

Brian Jones, en un principio líder de los Rolling Stones, encarnaba la verdadera esencia del grupo inglés. En los años 60 fue el miembro más famoso del grupo y con sus extravagancias opacaba fácilmente a Mick Jagger y Keith Richards. Sin embargo, su tímida personalidad no lo dejó tomar el mando de las composiciones y cedió su lugar. El 8 de junio de 1969 tomó su camino. Un mes después lo encontraron muerto en la piscina de su casa.

Janis Joplin, la dama blanca del blues, la Judy Garland del rock, ícono del movimiento hippie, fue la primera mujer cara pálida considerada, una estrella roquera.

Esta música y diva murió el 4 de octubre de 1970. Después de una sesión de grabación decidió irse de fiesta. De acuerdo con el reporte forense, a la una y cuarenta de la mañana sucumbió a una sobredosis de heroína. Su cuerpo fue encontrado 18 horas después.

El mejor guitarrista de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone, Jimi Hendrix murió el 18 de septiembre de 1970, en un cuarto de hotel en Inglaterra. Su muerte se debió a que ingirió una mezcla letal de barbitúricos, somníferos y alcohol que lo llevó a ahogarse en su propio vómito.

Jim Morrison, el ícono de The Doors, murió el 3 de julio de 1971. Su ascenso a la fama siguió la trayectoria previsible y terminó igual que los demás. Su esposa y algunos amigos lo encontraron en la bañera, a medio sumergir. Tuvo un paro cardíaco por una sobredosis de cocaína.

Kurt Cobain, pionero del ‘grunge’ y líder del grupo Nirvana, nació en Seattle el 20 de febrero de 1967. La inestabilidad familiar y la amargura de sus primeros años de vida alimentaron una creatividad plasmada en canciones que sirvieron como catarsis a millones. Menos a él.

El 8 de abril de 1994 decidió no seguir. Sus manos maestras en la guitarra, tomaron una escopeta, para destrozar su genialidad.

El infortunio de haber muerto tan jóvenes los convierte en leyenda. Su juventud pasa a ser el rasgo por el cual sus vidas siguen adelante, aún luego de ser vividas. Se comienzan a entretejer conspiraciones, fábulas y chismes que generan diversas hipótesis alrededor de sus vidas y principalmente de sus muertes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)