12 de June de 2011 00:03

Caso Oxy fracturó la relación con EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cuando Charles Shapiro, subsecretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, expresó la decepción que EE.UU. sufrió con el Gobierno de Ecuador por la decisión de cancelar el contrato con Oxy, el entonces canciller Francisco Carrión respondió con una frase que repetiría cinco veces más en la reunión de una hora, dice el cable filtrado por Wikileaks. “Oxy nunca nos tomó (o a las propuestas del Gobierno de Ecuador o a la posibilidad de caducidad) en serio”.

Según el cable 77739, Carrión afirmó que él, personalmente, había trabajado duro para encontrar una salida, pero que una solución alternativa legal no era posible bajo las leyes ecuatorianas. Culpó a la falta de respuestas al Gobierno ecuatoriano la decisión de cancelar el contrato con Oxy y dijo que ni siquiera tiene negociadores en Ecuador.

El Embajador señaló que el presidente Alfredo Palacio le dijo que el único medio para las negociaciones era a través del abogado estadounidense Al Cárdenas, quien físicamente estaba en EE.UU. El cable dice que los dirigentes de Oxy estaban en los EE.UU. asistiendo a una reunión de accionistas.

Carrión afirmó que la puerta para las negociaciones siempre estuvo abierta y Shapiro le respondió que la puerta puede haber estado abierta, pero claramente Ecuador la cerró.

Jewell, en el cable 6532, decía que ningún partido o movimiento político, y solo unos pocos líderes empresariales salieron públicamente en apoyo de una solución negociada con Oxy. Hasta que la decisión de Oxy destruyó las esperanzas realistas para un TLC en el corto y mediano plazos, pocos apoyaron las oportunidades representadas por un acuerdo comercial de este tipo.

¿Falta de voluntad política? Sin duda. Pero sobre todo, hay una falta de consensos y cortesía nacional, dice el cable.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)