2 de May de 2014 11:12

Candidata conservadora promete diálogo con las FARC con condiciones y plazos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La candidata conservadora a la Presidencia de Colombia, Marta Lucía Ramírez, afirmó en una entrevista  que si es elegida continuará los diálogos de paz con las FARC si esa guerrilla se compromete a respetar a la población civil durante la negociación, pero no permitirá que el proceso se prolongue en el tiempo.

Ramírez, una abogada de amplia trayectoria en el Gobierno y en el sector privado, considera que la negociación con las FARC que se lleva a cabo desde noviembre de 2012 en La Habana debe basarse en los principios de "verdad" y "justicia", con la garantía de que los hechos de violencia en los que ha estado involucrada esa guerrilla "no se van a repetir".

Según la candidata, "para ello hay que pedir de inmediato a las FARC que suspenda el reclutamiento de niños, la colocación de minas en el campo colombiano y por supuesto, también los atentados terroristas contra la población civil" porque, añadió, "la población civil no es parte del conflicto, no debe ser parte del conflicto".

"Si las FARC cumplen con esas condiciones yo voy a continuar esa negociación, haremos todos los esfuerzos necesarios para que este proceso concluya bien en un plazo (determinado) porque a esto hay que ponerle plazos", aseguró a Efe la candidata del Partido Conservador.

En caso de ganar las elecciones, cuya primera vuelta se celebrará el 25 de mayo, y la segunda, si es necesaria, el 15 de junio, Ramírez mantendría a la mayor parte del equipo negociador del Gobierno en los diálogos con las FARC, y además "lo que haría sería reforzarlo, por supuesto, con nuestro vicepresidente Camilo Gómez", dijo.

Gómez, su compañero de fórmula, fue alto comisionado para la paz durante los dos últimos años de las fallidas negociaciones del Gobierno de Andrés Pastrana y las FARC en una amplia zona desmilitarizada del sur del país entre 1998 y 2002.

En opinión de Ramírez, "Colombia tiene que hacer todos los esfuerzos necesarios para llegar a una paz verdadera, definitiva", y para ello es necesario fortalecer las instituciones y lograr "el progreso social" en un Estado que garantice "seguridad a todos los ciudadanos, la protección de la vida y de las libertades", así como acceso a la educación, la salud y el empleo.

"Si logramos todo esto en el Estado y en las instituciones vamos a tener una paz verdadera para siempre", anotó Ramírez desde lo alto de la experiencia que le da el haber sido ministra de Comercio Exterior, de Defensa y senadora, entre otros cargos.

Si se convierte en la primera mujer en llegar a la Presidencia de Colombia, Ramírez quiere, además de conseguir la paz, de garantizar el orden y la seguridad ciudadana, poner énfasis en la educación, convencida de que "debe ser una prioridad nacional" y un pilar para el desarrollo.

Con ese propósito, la candidata conservadora quiere implantar la universidad gratuita para los jóvenes de los estratos sociales más bajos, "única manera para tener una movilidad social", así como incentivar y apoyar el emprendimiento e impulsar las pequeñas y nuevas empresas para generar empleo para la gente joven, especialmente para las mujeres.

Asegura que esa política debe ser complementada con una estrategia para "buscar el pleno empleo a través del fortalecimiento del agro, a través de la reindustrialización y por supuesto, también a través del desarrollo de los sectores de servicios".

"Si aquí impulsamos los sectores de la producción vamos a tener empleo, si Colombia tiene educación, si tiene empleo, si hay justicia vamos a tener la paz verdadera que queremos", subrayó.

Ramírez considera que la agitación que vive actualmente el campo colombiano, con recurrentes huelgas para exigir mejores condiciones de producción, es consecuencia justamente de una política equivocada en un país con vocación agrícola como Colombia.

"El Gobierno colombiano no le ha dado prioridad al campo como debería ser; en nuestro Gobierno el desarrollo agrícola va a ser uno de los pilares fundamentales para nuestra propuesta del pleno empleo, vamos a desarrollar una política agroindustrial", señaló.

Para la candidata, si el país vuelve los ojos al campo no sólo podrá resolver los problemas sociales actuales sino que además podrá "garantizar la seguridad alimentaria de los colombianos y convertir a Colombia en una potencia en exportación de alimentos procesados al mundo".

Las encuestas de intención de voto no son muy favorables a Ramírez, quien en el último sondeo de la firma Gallup obtuvo el tercer lugar, con el 11,2 %, situación que no le asusta a menos de un mes de las elecciones en las que confía en pasar a la segunda vuelta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)