12 de December de 2010 00:00

En Cancún germinaron los acuerdos pequeños

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0



Jaime Plaza,

desde Cancún

La expectativa global se centró en la búsqueda de un gran acuerdo. Pero, la cita climática mundial de Cancún también fue una suerte de hábitat para los diálogos y acuerdos más puntuales.

Delegados de gobiernos locales, comunidades indígenas, organizaciones juveniles o de voluntariado, como Cruz Roja y los Boy Scouts y representantes de fundaciones se encontraron en un mismo espacio.

Los dos pabellones del Cancunmesse, uno de los centros oficiales de la XVI Cumbre Mundial de Cambio Climático (COP 16), se convirtieron en terreno en que se plantaron las semillas o se irrigaron otras a favor de iniciativas comunitarias, organizaciones civiles y hasta de ciudades.

El eje central de cada reunión en los 200 estands fue el cambio climático. Pero las negociaciones, sin mayores formalismos ni posiciones antagónicas e inflexibles, como ocurrió la reunión principal, también fueron en temas de salud, alimentación, vivienda, transporte y otros. Por ejemplo, en el sitio del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola, los delegados de los países sudamericanos y africanos gestionaron apoyo financiero para sus proyectos.

Esta organización se dedica a impulsar el mejoramiento en cultivos y a fortalecer la capacidad de acción comunitaria en la zona rural. Uno de ellos es el Proyecto de Mejoras de la situación económica de alrededor de 14 000 hogares del sector rural de entre el noroeste de Imbabura y San Lorenzo en Esmeraldas. En este caso ya fue aprobado en diciembre del 2009 y el IFAD aporta con USD 8,6 millones, de un total de USD 20 millones, para mejorar la calidad de vida y cultivos en comunidades afroecuatorianas de la zona. El Estado ecuatoriano pone una contraparte y los beneficiarios con mano de obra.

Marianela Arguello, representante para Centroamérica, de la Asociación Mundial del Agua, señaló que se aprovechó la cita para armar alianzas con otras organizaciones, organismos intergubernamentales y universidad para mejorar las relaciones y dar seguimiento a las iniciativas.Esta entidad mundial del agua entabló diversos contactos para el desarrollo de proyectos futuros.

También son oportunidades para reunirse con organismos que ayuden con asesoramiento técnico y el gestionamiento de financiamiento para la ejecución de proyectos. En ese campo, por ejemplo, se especializa UNHabitat. Este organismo internacional hizo contacto con autoridades de pequeñas ciudades para ofrecerles asesorías en asentamientos de riesgo, manejo de desechos y aguas residuales y transporte.

Juan Ángel Martínez, consultor de UNHabitat, señaló que ya se impulsan programas en ciudades mexicanas como Chiapas, Baja California, Tamaulipas y otras ciudades. Y que en esta cita despertó interés en ciudades de Nigeria, Brasil, Ecuador, Costa Rica y otras.

La organización Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres igual asesoró sobre su tarea. Incluso difundió la existencia de una organización de ciudades vulnerables, a la que también pertenece Quito. En cambio, el objetivo de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo fue visibilizar sus campos de acción. Esta gestiona recursos y da directrices para proyectos bajo el sistema de compensaciones por reforestación y energías renovables.

El Centro de Transporte Sustentable de México DF promocionó su plan de reducción de la contaminación por emisiones de gases de los vehículos. La indígena mexicana Rafaela Elias y sus compañeros llegaron en busca de compensaciones por conservar 31 400 hectáreas de bosques en Jalisco.

EN PITAYA, CANCÚN.  Ambientalistas de varios países participaron en marchas en las que se criticaron las metas que las Naciones Unidas para reducir las emisiones de carbono.

 

 

Desde Lima, Perú.  Una chamán realiza un acto en la capital peruana para pedir acciones concretas, durante la cumbre del clima en Cancún, para reducir el calentamiento mundial.

Los íconos que se hunden. Para representar el calentamiento global, varios ecologistas colocaron en el agua a edificaciones y monumentos conocidos en varias partes del planeta.

UNIÓN CON LA MADRE TIERRA.  Ambientalistas realizaron protestas pidiendo que se reduzca el uso de pesticidas y otros químicos en la agricultura. Y que se recuperen las prácticas ancestrales.

                                                            

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)