7 de March de 2014 13:24

Ban Ki-moon: 'los niños deben estar armados de bolígrafos y libros, no de pistolas'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, hizo hoy, 7 de marzo, un llamamiento a avanzar en la lucha contra el reclutamiento de niños soldados y recordó que los menores "deben estar armados de bolígrafos y libros de texto, no de pistolas y granadas".

"Todos los niños merecen y deben recibir protección, no explotación. Deben estar en la escuela, no en ejércitos y grupos armados", señaló Ban en un discurso ante una sesión especial del Consejo de Seguridad que aprobó una resolución para combatir el uso de menores en los conflictos.

El secretario general de la ONU destacó que el texto da un 'nuevo ímpetu' al trabajo para proteger a los niños y llamó a "intensificar los esfuerzos para asegurar que los responsables de violaciones graves contra los niños sean llevados ante la Justicia".

Por su parte, el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake, aseguró que en los últimos años se han logrado avances importantes, pero aún queda mucho por hacer.

"Nuestra indignación debe acompañarse de acción para terminar con el reclutamiento y el uso de niños en conflictos armados y para apoyar a los supervivientes, dándoles las herramientas que necesitan para rehacer sus vidas y el futuro de sus sociedades", señaló Lake.

El responsable de Unicef recordó que en ocho países del mundo (Afganistán, Chad, Sudán del Sur, Birmania, Somalia, República Democrática del Congo (RDC), Yemen y Sudán) las fuerzas de seguridad gubernamentales reclutan menores de edad, aunque en los últimos años los seis primeros han sellado compromisos para afrontar el problema.

La ONU presentó este jueves, 6 de marzo, una nueva campaña para acabar con este drama de aquí a 2016.

La resolución aprobada hoy por el Consejo de Seguridad a propuesta de Luxemburgo respalda esa iniciativa y condena "todas las violaciones de la ley internacional" sobre menores, así como la violencia contra ellos, los "ataques contra escuelas y hospitales y la denegación de acceso a ayuda humanitaria" en las guerras.

En ese sentido, varias de las delegaciones que intervinieron en el debate y el propio Ban llamaron la atención sobre la situación en Siria, donde un 40 % de los hospitales ha dejado de funcionar y más de 2,5 millones de niños no pueden ir a la escuela.

El ministro luxemburgués de Asuntos Exteriores, Jean Asselborn, llamó la atención además sobre la situación de los niños en otros conflictos como los de la República Centroafricana, la República Democrática del Congo y Sudán del Sur y pidió "redoblar los esfuerzos" para proteger a la infancia.

"Los niños encarnan la esperanza y el futuro de toda sociedad. Destruyéndolos, se destruye esa esperanza. Protegiendo a los niños estamos protegiendo el futuro", subrayó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)